«Es importante aumentar la vigilancia genómica en el país», Paúl Cárdenas

Samanta Calderón, redactora

Quito 17 de mayo (La Calle). – Se registraron los primeros casos de la variante londinense y brasileña en cinco provincias del país. Los hallazgos son producto del sistema de vigilancia del Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito. Al respecto opinó Paúl Cárdenas, investigador del Instituto de Microbiología de esa universidad, (USF).  

“Necesitamos ayuda del Ministerio de Salud en lo relativo a: logística, fondos y coordinación, con el fin de aumentar la vigilancia genómica en el país”, explicó.

El investigador añadió que la emisión de muestras de la red de salud pública, el diagnóstico y la vigilancia genómica ayudarían a la detección y control de las nuevas variantes.

En un artículo publicado por la Asociación Internacional de Enfermedades Infecciosas, recomienda establecer un sistema robusto de vigilancia genómica, capaz de secuenciar una gran fracción de las muestras de Sars-CoV-2.

Según datos del Instituto de Microbiología de la USF, en el país se han procesado más de 500 secuencias, con el fin de identificar el tipo de variante. Ese proceso lo han realizado en un 90 por ciento las universidades del Ecuador.

¿Dónde se detectaron las nuevas variantes?

Ayer, el Instituto de Microbiología de la San Francisco redactó un trino sobre la situación de las variables genómicas de la Covid-19 en Ecuador, en la última semana de estudio en el país: “1er caso P.1 y b.1.1.7, en Carchi, 1er caso P.1 en Orellana, 1er caso b.1.1.7 en Imbabura, 1er caso b.1.1.7 en Chimborazo, 1er caso b.1.1.7 en Morona Santiago”, anunció el Instituto de Microbiología de USF, a través de su cuenta de twitter.

Las siglas utilizadas son las siguientes: P.1 (Variante Brasileña), b.1.1.7 (Variante de Reino Unido). Por tal razón, Cárdenas comunicó que “la variante principal en el país es la de Reino Unido (B.1.1.7), en segundo lugar está la de Nueva York (B.1.526) y al final la de Brasil P.1”.

Lo último