(Entrevista) Jorge Yunda se escuda en el mismo racismo que denuncia

Quito, 9 jun (La Calle).-Para el sociólogo Marco Paladines, el alcalde de Quito Jorge Yunda no ha tenido una adecuada respuesta política frente a su caso. Recurrir como defensa a esos mismos argumentos por parte del cuestionado alcalde significa reforzar los criterios de la derecha quiteña.

¿Existe racismo en el caso del alcalde Yunda?

Es evidente. Hay que entender que el racismo no siempre se muestra de forma explícita. Existen otros niveles de funcionamiento en los que se recurre al chiste o al humor. Todos hemos caído en esas expresiones que cuestionan el origen de las personas y se centra en las diferencias. En el caso de Yunda se recurrió al humor para desprestigiarlo. Esa burla fortalece el poder de las élites quiteñas.

Es una problemática permanente de la alcaldía Quito, me refiero al hecho de que sectores “blancoides” rechacen que un “Cholo” llegue al poder.

Hasta el propio Yunda utiliza este argumento clasista en su beneficio…

Y es una pena que lo utilice, pues refuerza el argumento de la derecha, de los “blancoides”. Me parece un error, pues debería dirigir sus esfuerzos a generar una defensa política adecuada. A mi criterio no ha sabido responder políticamente a las acusaciones sociales formuladas.

¿Cuál ha sido el papel de la ciudadanía en el caso del alcalde Yunda?

Como ciudadanos debemos estar vigilantes del buen manejo de los recursos públicos. Este cuidado debe ser permanente, sobre todo en una ciudad de abolengos como es Quito, donde los poderosos tienen un paraguas de impunidad. Es como esas leyes no escritas pero que se aplican a cada momento en las calles. Poderes fácticos con aspiraciones “franciscanas”. En Quito si tienes un “buen apellido” estás protegido.

¿Qué relación se puede establecer entre Jorge Yunda y otro ex alcalde Quito, como fue Gustavo Herdoíza más conocida como el Maestro Juanito?

Juan Herdoíza y Jorge Yunda lograron una popularidad a partir de la radio, que es un medio masivo y a través de ella conectaron con lo popular. Es interesante que las élites se sientan incómodas de la presencia de determinados políticos. No sabemos lidiar con la diferencia, seguimos en La Colonia. “Lo indio” es asociado con lo sucio, peligroso, de mal gusto y, ahora, hasta con lo insalubre producto de la pandemia.

 El mensaje en redes va por la misma línea…

Las redes tienen un potencial democratizador, pero también son cámaras de eco. Seguimos solo a quienes piensan igual. Las redes nos desconectan de los que no son iguales a nosotros. Se han vuelto burbujas en las que se ventila el clasismo. Quito es una ciudad muy dividida, que carece de un proyecto político, a diferencia de o que sucede en Guayaquil, que, nos guste o no, sí aplica su proyecto de ciudad.

- Publicidad-

LO ÚLTIMO