Quito, 29 de sep (La Calle).- La empresa de seguridad española UC Global S.L. espió a dos hijas de Rafael Correa, según una querella presentada por el expresidente. La compañía instaló un sistema que permite el robo de datos confidenciales en sus teléfonos móviles, informaron medios internacionales.

Correa inició un proceso contra David Morales, dueño de la firma, por presuntos delitos contra la intimidad y revelación de secretos.

Sofía Correa y su hermana Anne iniciaron sus estudios en Francia, ambas con becas del Gobierno francés, en el año 2014. El Servicio de Protección Presidencial de Ecuador (SPP) firmó contrato con UC Global S.L. por sus sus servicios de vigilancia y escolta en ese mismo año. En octubre, las jóvenes recibieron iPhones con la justificación de que tenían un sistema de geolocalización.

Teléfonos con sistema de vigilancia

De acuerdo con la querella de Rafael Correa, ambos teléfonos tenían dos troyanos de Tradesegur incorporados “que permitían el control absoluto los dispositivos desde la sede de UC Global S. L.”, según se menciona en la acusación.

El expresidente Correa declaró que en el año 2015 les facilitaron dos iPhone nuevos más modernos que los anteriores con el sistema Flexispy; una aplicación espía que monitorea las conversaciones. La empresa española habría ocultado la vigilancia a Sofía y Anne como a sus padres. La familia empezó a sospechar del comportamiento de sus escoltas.

La denuncia que tramita el juez Mata en la Audiencia Nacional describe la reunión que mantuvieron la esposa de Correa, sus tres hijos, el acusado y uno de los trabajadores de la empresa. En su defensa, el exmilitar Morales negó que los dispositivos tuvieran un sistema de intromisión. (GG)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *