¿Emelec campeón?: la insólita coincidencia para su añorada estrella 15

Quito, 14 Dic (La Calle).- Culminada la décimo tercera jornada en la segunda fase de la LigaPro, el C.S Emelec acumula un tal de 25 unidades y comparte el liderato del torneo con su acérrimo rival Barcelona.

No obstante, a falta de dos fechas para conocer al finalista o campeón de la presente temporada, es oportuno mencionar una coincidencia en el contexto del torneo y que proyecta buenos augurios para el equipo entrenado por Ismael Rescalvo.

La última vez que El Nacional descendió, Emelec fue campeón

«Tengo sobrados motivos para estar optimista de que falta muy poco para encontrar el funcionamiento y los resultados», manifestó el presidente del club «eléctrico», Nassib Neme, previo al inicio de la segunda etapa del campeonato. Y no se equivocó.

Con un total de 13 partidos jugados: siete victorias, cuatro empates y dos derrotas (25 puntos y +11 de gol diferencia), El Bombillo está a dos victorias de llegar a su vigésima novena final del balompié nacional. Además de la estadística positiva a su favor, radica un particular coincidencia, a propósito de la reciente victoria de Emelec sobre El Nacional por 3 a 0. Para comprender hay que remontarnos a la temporada de 1979. Por aquel entonces, Los Eléctricos levantaron el título a la par que el conjunto «militar» aseguraba su descenso a Serie B. El último de su historia en 40 años.

Actualmente, el cuadro rojo ocupa los últimos lugares de la tabla de posiciones (23 puntos en 28 cotejos). El panorama para el único «bi-tri» del país no es alentador. A falta de dos partidos ante Macará (que necesita sumar para asegurar el cupo a la fase previa de la Copa Sudamericana) y Orense (que intenta mantenerse en la serie de priviligio), el «rojo» parece encaminado a un nuevo descenso, el primero de este siglo.

El polémico torneo de 1979

Otra de las particularidades de aquella temporada de 1979 fue la forma en en que Emelec consiguió el título. En esa época la modalidad del campeonato contaba con dos etapas todos contra todos. Solo los tres mejores de cada etapa se clasificaba al liguilla final. En tal contexto, los principales candidatos al título eran Emelec y Universidad Católica.

En la quinta y última jornada, los «millonarios» se enfrentaron a Manta en condición de visitante. Durante ese encuentro, los «atuneros» lucieron un uniforme blanco similar al de su rival. Los locales se negaron a cambiar de uniforme. Luego de 30 minutos de espera, el arbitro decretó el final del encuentro.

Posteriormente, y pese a que la fecha de liguilla ya había concluido, se dictaminó que el encuentro debía jugarse. En esta revancha, Emelec venció 2 a 0, para acumular 17 puntos, uno más que Universidad Católica.

Con su quinto título ya en vitrinas, varios de los dirigentes de esa época consideraron que los «azules» ganaron el campeonato en el escritorio. incluso se llegó a especular con la posibilidad de que Emelec haya pagado dinero para asegurar el título. Aunque nadie sabe realmente qué ocurrió.

Lo último