faglioli

Quito, 17 de oct, (La Calle).- A pocas horas de las elecciones en Bolivia, un veedor llega al aeropuerto de La Paz, solo para ser detenido. La acusación: crímenes de lesa humanidad.

 De inmediato, el presidente Alberto Fernández responsabilizó al gobierno de Jeanine Áñez por la seguridad del legislador.

Se trata de los diputados: Federico Fagioli, Leonardo Grosso y Paula Penacca, el senador Guillermo Snopek y la directora de Diplomacia Parlamentaria, Soledad Magno.

Ellos llegaron a Bollivia el viernes en la noche, vía Cochabamba. Es responsabilidad del gobierno de facto de Jeanine Áñez preservar la integridad de la delegación”, escribió el presidente Alberto Fernández en su cuenta oficial de Twitter.

La Cancillería informó que “el gobierno argentino exige» que Bolivia ”se responzabilice por la detención ilegal» de esta persona.

El Frente de Todos precisó que el conflicto se generó porque Fagioli “fue detenido y no hay garantías sobre la seguridad de la delegación ”.

Detenido ni bien llegó

“Estamos en el Aeropuerto de La Paz. Ya hicimos el ingreso a Bolivia en el Aeropuerto Internacional de Cochabamba».

Aclaró que hicieron un trasbordo y ahora no dejan entrar al diputado Fagioli, precisó Grosso, también parte de la comitiva.

Detalló que en ese momento estaban “esperando» una respuesta de las autoridades locales, frente al confuso incidente que genera un conflicto a pocas horas de un evento de trascendencia internacional.

De la misma forma, medios de comunicación de toda la Región han criticado el accionar del Gobierno de Áñez, que por otro lado no se ha manifestado.

Los bolivianos irán a las urnas por segunda vez en un año para definir a su próximo presidente, que tendrá mandato hasta 2025. Se renovarán la totalidad de los escaños de la Asamblea Legislativa, compuesta por 130 diputados y 36 senadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *