Pedro José Freile

Quito 10 de sep (La Calle).- Pedro José Freile, candidato a la Presidencia de la República por el Movimiento Amigo, sugiere que es cuestión de “suerte” que su partido político participe en las candidaturas en las elecciones del 2021.

“Formar un partido es cuestión de suerte. Es una carrera contrarreloj. Entendiendo que en la suerte confluye la preparación y la oportunidad. Soy un ciudadano cualquiera lo que pasa es que no tuvimos oportunidad hasta ahora”, dijo durante una entrevista para Radio La Calle.

En este sentido, Freile manifestó que hace apenas un mes que lograron construir el partido político y el plan de gobierno. “A diferencia de los políticos que viven de esto no tenemos apuro. Partimos con nuestras hojas de vida por delante”, indicó.

Entrevista completa con Pedro José Freile

Propuestas rumbo a la Presidencia

De acuerdo a las declaraciones de Freile, la ideología política que se maneja al interior del partido político es de “sentido común”. “La campaña anterior apoyé el binomio Lasso-Paez porque era parte del proceso colectivo. Sin embargo, en octubre yo estuve en el ágora de la casa de la cultura rescatando a algunos indígenas”, añadió.

El candidato señaló que una de sus propuestas madre es un reglamento anticorrupción. Esta norma interna establecería un Pacto de Integridad que transfiera una indemnización desde los políticos a los ciudadanos, según dijo. “Nosotros no tenemos candidatos para la Asamblea Nacional, Hay gente que te ofrece comprarte candidaturas, pero nosotros no trabajamos así”, dijo.

Freile sostiene que el país debe crear su propia riqueza a través de líneas bases ambientales que transformen los sistemas de contratación a participación. “Nadie tiene una relación buena con su banco. El truco está en no pedir prestado a las organizaciones internacionales”, añadió.

Aborto y Grupos LGBTI

El candidato a la Presidencia aseguró que está de acuerdo con el aborto y las relaciones LGBTI. “Las mujeres deben tener libre elección sobre su cuerpo”, manifestó. Además, sugirió que cada familia tiene el deber de educar bajo los valores que considere en el marco de un estado laico. “Creo que todas las personas merecen que el Estado proteja sus preferencias”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *