El plan económico de Lasso clama por votos en la Asamblea Nacional

Quito, 15 jun, (La Calle).-Ni Unión por la Esperanza, ni Pachakutik cometerían el “suicidio político” de apoyar la reforma tributaria, eje del plan económico, que planifica presentar a la Asamblea Nacional, el presidente Guillermo Lasso.

Así opinó en el noticiero La Ventana, el economista Pablo Dávalos, al ser consultado sobre cómo el Gobierno tramitará estas reformas por la Asamblea Nacional.

“El Gobierno recién se da cuenta que para desarrollar esa reforma requiere de  votos en la Asamblea Nacional. Necesita 70. Por eso no creo que UNES Y Pachakutik, que son los partidos más ideologizados, apoyen la reforma: sería un suicidio político.”

Para el Gobierno, la situación se agravaría aún más pues podría darse un caso de protesta social.  En caso de que otro Gobierno estuviera al mando, Dávalos asegura que se habrían desarrollado otras políticas.

Frente a la Carta de Intención

En la actualidad es la carta de intención del FMI, la que determina la realidad económica. “En tales circunstancias es conveniente que las familias compren en sitios que no sean los grandes centros comerciales y se organicen de forma colectiva para aminorar el impacto del costo de los productos”:

“El ahorro marginal que se genera es mínimo, pero es ahorro al fin. Muchas familias en la actualidad se cubren con tarjetas de crédito para poder sobrevivir en medio de esta economía que carece de un sistema de alivio financiero”.

Dávalos aclaró que la coyuntura política en la Asamblea sería el retraso para la entrega de los desembolsos, producto de la carta de intención entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional.

- Publicidad-

LO ÚLTIMO