El presidente ecuatoriano Lenín Moreno.

Quito, 12 nov (La Calle). – «Tengo que recorrer ocho kilómetros de ida, ocho de regreso, en bicicleta todos los días, a dos grados centígrados porque no tengo dinero para comprar un boleto de tren. He tenido que sobrevivir comiendo una vez al día», expresa con indignación Juan Carlos, uno de los miles de becarios a quien el Gobierno Nacional dejó en el olvido.

El Gobierno Nacional no depositó el pago correspondiente a la beca de Juan Carlos para realizar sus estudios en Alemania en 2018. Dos meses después de que él pisó suelo alemán para iniciar con sus estudios, tuvo que regresar a Ecuador debido al incumplimiento del Gobierno.

Las inconsistencias continuaron. En febrero de 2019, Juan Carlos solicitó a la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt) que le activen la beca para un nuevo período. En marzo del mismo año, él regresó a Alemania y terminó dos semestres con pagos atrasados por parte del Gobierno ecuatoriano.

La situación empeoró. A partir de marzo 2020 hasta septiembre, Juan Carlos ya no recibió los pagos correspondientes a su beca ni respuesta alguna por parte del Gobierno. Él no puede regresar al Ecuador porque no cuenta con los recursos para pagar los costos de los protocolos sanitarios que exige la pandemia del Covid-19.

La situación de Juan Carlos, que ahora tiene 31 años, tuvo amplia difusión en varios medios de comunicación. Como resultado, la Senescyt dio de baja el proceso de solicitud de desembolso sin previo aviso.

El pasado 9 de noviembre, la asambleísta Liliana Durán denunció públicamente este caso en Twitter. Al mediodía del 10 de noviembre, como si se tratase del sueldo vitalicio de Lenín Moreno, Senescyt vuelve a registrar la beca de Juan Carlos como si nada.

«La situación de los becarios es muy adversa, de demasiada insensibilidad de este Gobierno. Es un Gobierno que actúa y gobierna a través de los tuits que recibe. Se le lanza un tuitazo y reacciona», dijo la asambleísta Liliana Durán para Radio La Calle.

«El problema no está solucionado. Lo ideal sería que el Gobierno pague a los becarios y deje de pagar anticipadamente al Fondo Monetario Internacional los bonos de la deuda», añadió la legisladora.

¿Quiénes son los responsables?

Durante el período de inconsistencias con la beca, los funcionarios de la Senescyt no cumplieron con ningún tipo de proceso formal de comunicación. Su única vía de comunicación fueron mensajes vía whatsapp.

Ahora, Juan Carlos solicita un informe detallado con las razones de los bonos impagos y los responsables de las inconsistencias. «Ese informe sería lo único que me avala a mí como no culpable de esta situación. Me cansé de que no usen las vías oficiales de comunicación y es la única forma que yo tengo para respaldar mi beca», manifiesta.

El Grupo Parlamentario por los Derechos de los Trabajadores y la Seguridad Social respalda a los miles de becarios que viven la misma situación de Juan Carlos. Tomarán acciones y exigirán respuestas a la Senescyt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *