Apoya a Radio La Calle ($2,00)

El Gobierno del Encuentro viola los DDHH de los militantes guevaristas

Quito, 20 sep (La Calle). – La militante del Movimiento Guevarista Tierra y Libertad (MGTL), Gabriela Gallardo anunció las irregularidades que se presentaron durante el proceso de detención contra su organización.

Gallardo se mantiene bajo medidas sustitutivas después de ser acusada por presunto delito de trata de personas para conformar organizaciones armadas. La activista comentó que el fiscal a cargo decidió tomar las imputaciones en conjunto a todos los miembros del movimiento y no atenderlos de manera individual como dicta le ley.

El operativo se llevó a cabo en el domicilio de la militante sin presentar información sobre el allanamiento o los cargos imputados. Al lugar llegaron alrededor de 20 efectivos fuertemente armados con cascos, pistola y fusiles. Cuando Gallardo se dirigió a la puerta de su casa una serie de fusiles apuntaron contra su rostro.

“Me obligaron a desnudarme en frente de más de 12 personas. Les pedí que me den privacidad para cambiarme porque estaba con mi periodo y me dejaron ir con unos policías y una teniente que me gritaba que estaba detenida y punto”, manifestó.

Irregularidades en el proceso de detención

Gallardo informó que a los detenidos nunca se les comunicó la existencia de una investigación en su contra. Ningún oficial leyó sus derechos ni presentó orden de detención. Además, mencionó que solo le permitieron hablar con su abogada minutos antes que se presentara la audiencia por la formulación de cargos.

“Nos dejaron en detención durante varios meses sin haber sido informados. Se inició una investigación de carácter privado cuando varios jueces indicaron que no se autorizaba ninguna investigación de ese tipo”, enfatizó.

A lo largo del allanamiento, los oficiales se encerraron en las habitaciones, requisaron bloques de ropa, zapatos, libros y documentos. Se llevaron celulares, computadoras (más la de su hijo), revistas y panfletos del movimiento.

“La documentación que se llevaron pertenecía a las organizaciones de otros países, como sus propuestas políticas que era información de conocimiento público. Hasta el momento no entiendo que estaban buscando”, explicó.

El proceso desobedeció las sentencias emitidas por parte de la Corte Constitucional (CC) y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) referente a las personas con enfermedades catastróficas. La activista presenta un tumor cerebral y su compañero Alexis, otro detenido, padece el síndrome de Mafangue.

“Yo no recibí atención médica en el tiempo que estuve detenida, pese a que informé mi situación al Juez, a la Fiscal y al médico de flagrancia. Esto implicó un deterioro para mi salud”, recalcó.

Persecución Política

Meses antes de la detención, el MGTL denunció el hostigamiento que padecen por parte del gobierno. Gallardo relató que a cada lugar que acudían para brindar una conferencia o charlas, grandes bloques de policías los detenían, requisaban sus pertenencias y golpeaban su auto.

En estos controles preguntábamos por qué nos hacían eso y solo respondían: dejen de hacer lo que hacen y los vamos a dejar tranquilos”, contó la activista. (N.J.)

Lo último

El Gobierno entorpece el gasto público con reformas infinitas

Quito, 29 de sep, (La Calle).-La débil o casi inexistente ejecución presupuestaria del “Gobierno del Encuentro”, se debe, entre otras razones, a la modificación...