El FMI perjudica a las naciones que solicitan préstamos

Quito, 15 ene (La Calle). – En un contexto donde la pandemia del Coronavirus ha mermado las economías de los países en vías de desarrollo, legisladores y economistas solicitan al Fondo Monetario Internacional (FMI) eliminar las tarifas adicionales que cobran junto a los préstamos.

Estas tarifas llevan a los países a desviar sus fondos y no utilizarlos en los gastos que genera el COVID-19. Así informó el New York Times. «Los críticos argumentan que los recargos llegan en el peor momento posible, cuando los países ya necesitan desesperadamente fondos para brindar ayuda para la pobreza y servicios de salud pública», explica un artículo.

18 demócratas en el Congreso estadounidense enviaron una carta a la secretaria del Tesoro, Janet L. Yellen pidieron que apoyara el fin de la política de recargos. «El recargo desalienta la inversión en salud pública por parte de los países en desarrollo. Este resultado perverso socavará la recuperación económica mundial”, decía la carta.

Resultados contradictorios

Joseph E. Stiglitz, premio Nobel de Economía y Kevin Gallagher, profesor de la Universidad de Boston realizaron un análisis y concluyeron, entre otras cosas, que forzar reembolsos excesivos crea un efecto contraproducente en la economía de esos países. De manera que el acreedor (FMI) y los deudores terminan perdiendo.

“El FMI no debería estar en el negocio de obtener ganancias de países en una situación desesperada”, dijeron.

Lo último