Apoya a Radio La Calle ($2,00)

El brazo de la ley alcanzó a Luque, pieza clave en el caso Encuentro

Quito, 9 feb (La Calle).- Más de un año pasó y la promesa de Guillermo Lasso de “traer del cogote” a Hernán Luque, principal testigo en el caso Encuentro, no se cumplió. La Interpol y las policías de Ecuador y Argentina fueron quienes detuvieron al implicado.

Según la Policía, las autoridades iniciaron las acciones para la extradición de Luque. El sospechoso salió de Ecuador el pasado 9 de enero de 2023, así lo confirmó el exministro del Interior, Juan Zapata. Desde entonces, Lasso aseguró que movería “cielo, mar y tierra” para que el sospechoso rinda cuentas a la justicia.

¿Pero, quién es Hernán Luque?

Cuando se filtraron los audios del caso “El Gran Padrino”, Luque fue identificado como el supuesto operador de Danilo Carrera, cuñado de Lasso, en la presunta red de corrupción en el sector eléctrico.

En el clip, Luque le comentó a Rubén Cherres (+), mejor amigo de Carrera, que abrirían cuentas en Andorra para depositar el dinero. Luque solicitaba USD 150 mil mensuales a cambio de contratos y nombramientos en las empresas públicas. Además, pedía USD 30 mil para Danilo.

“Así como que me da tranquilidad esta hue*v#d* en mi cabeza”, expresa en el audio.

El implicado guardaba una estrecha relación con el expresidente por sus cargos en el Banco de Guayaquil. Fue vicepresidente de las Oficinas, de Banca Personal y Comercial del Banco de Guayaquil, según el portal de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO).

A parte de su larga estadía en el Banco de Guayaquil, Lasso lo nombró coordinador de las 13 empresas públicas, a través del decreto ejecutivo 107.

Se les escapó…

Luque abandonó el país el 9 de enero de 2023, según la información confirmada por Zapata. Desde entonces, “solicitaron” a la Policía dar con el paradero del sujeto. Entre las contradicciones de Lasso en torno al caso, está la supuesta renuncia o despido del implicado.

Según el exjefe de Estado, despidió al funcionario porque no confiaba en él; así lo afirmó el 23 de enero. Sin embargo, meses atrás alegó que desconocía las razones por las que el exgerente de EMCO abandonó el puesto. Además, en su intento de defender a su gobierno, argumentó que no porque su alfil haya “caído en la tentación” de aceptar dinero había que generalizar la corrupción en su gabinete.

“Bueno pues la gente renuncia y si quiere cambiar de posición, yo que puedo hacer”, dijo el expresidente.

Supuestamente lo investigaban

Luego de que el exmandatario expresara en todos los medios de comunicación que solicitó a la FGE que investigara a Luque, Carrera y Cherres, la entidad desmintió este hecho. La información la solicitó el exasambleísta Esteban Torres.

La Fiscalía indicó que después de revisar el Sistema de Actuaciones Fiscales (SIAF) y de acuerdo a los parámetros de búsqueda no se encontró ninguna investigación previa. El régimen emitió un comunicado en el que aseguraba que no “solaparía a nadie“. Sin embargo, nunca se realizó una solitud formal.

blank

¿Allanamientos selectivos?

Durante la investigación por el Caso Encuentro, la Fiscalía realizó varios allanamientos, pero ninguno a las “piezas claves” del entramado. De acuerdo con las declaraciones de la titular de la institución, Diana Salazar, no era necesario “allanar” domicilios para determinar la culpabilidad de los implicados.

Alegó que la tardanza de los diferentes procedimientos en el caso se debía a la gravedad de la investigación, por la precisión de los lugares, autorizaciones y solicitudes de información. Además, los allanamientos se realizaron 20 días después de que el caso tomara relevancia nacional e internacional.