El ministro de economía y finanzas, Richard Martínez abandera el proyecto de Ley Económico Urgente. Foto: Primicias

Quito, 13 nov (La Calle). – El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) nombró al exministro de Economía, Richard Martínez como vicepresidentes de países del organismo.

“Reina, Richard, Benigno y Gustavo son profesionales altamente respetados que representan lo mejor de América Latina y el Caribe. Su experiencia complementaria en los sectores público y privado, sus enfoques innovadores y su amplio conocimiento de las necesidades. Además de los desafíos que enfrenta la región fortalecerán el liderazgo del BID durante estos tiempos de crisis”, afirmó el presidente, Mauricio Claver-Carone.

Atropello constitucional

La decisión del organismo internacional viola el artículo 153 de la Constitución ecuatoriana que reza:

“Quienes hayan ejercido la titularidad de los ministerios de Estado y las servidoras y servidores públicos de nivel jerárquico superior definidos por la ley, una vez hayan cesado en su cargo y durante los siguientes dos años, no podrán formar parte del directorio o del equipo de dirección, o ser representantes legales o ejercer la procuración de personas jurídicas privadas, nacionales o extranjeras, que celebren contrato con el Estado. Bien sea para la ejecución de obras públicas, prestación de servicios públicos o explotación de recursos naturales, mediante concesión, asociación o cualquier otra modalidad contractual, ni ser funcionarias o funcionarios de instituciones financieras internacionales acreedoras del país”.

El ministro de la deuda

El pasado 7 de octubre, el presidente Lenín Moreno anunció la aceptación de la renuncia de Martínez después de dos años y cuatro meses en el cargo.

El exministro deja un legado cuyo principal sostén es la deuda externa. Préstamos a organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el propio BID. Tenedores de bonos deuda y una renegociación que extenderá los pagos hasta 15 años más son parte de su gestión.

Martínez indicó que ese dinero permitirá mitigar los estragos económicos de la emergencia sanitaria. Sin embargo, la deuda pública aún se mantiene en USD 59.000 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *