Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

El 50 % de la renta petrolera se va a manos privadas, advierte gremio

Quito, 01 feb (La Calle).-  La Asociación Nacional de Trabajadores de las Empresas de la Energía y el Petróleo (ANTEP) envió una carta abierta al ministro de Energía, Fernando Santos. En el documento, los trabajadores reclamaron la intención de querer privatizar los campos petroleros y de tachar de “corrupta” a la empresa Petroecuador.

“¿Llamaría usted corrupción, señor Ministro, a pretender extender en la empresa un modelo donde la renta petrolera se va cerca del 50% a manos privadas? ”, resaltó la Asociación.

Ante las declaraciones del ministro Santos en un reportaje de Ecuavisa, el personal petrolero se pronunció. En primer lugar, remarcó que los actos de corrupción ocurren desde los mismos funcionarios nombrados por el Gobierno, mas no por los trabajadores.

También dejó al descubierto las ocasiones en donde el titular de la cartera de Estado declaró, sin sustento técnico, que la petrolera podría funcionar con la mitad de la nómina. Por otro lado, “sugirió” que los campos petroleros deberían ser administrados por transnacionales privadas como ya ocurre en otros territorios que pertenecen a Petroecuador.

“El problema, señor Ministro, es que hoy, usted es miembro del Directorio de la empresa contra la que ha arremetido innumerables ocasiones, y su deber es fortalecerla” , dice la carta.

Más plata para los consorcios, menos para los trabajadores

Para los trabajadores, el alto presupuesto de inversión no se ve reflejado por ningún lado. El dinero se iría en las altas tarifas que se les paga a los consorcios, es decir, a los intermediarios de los proyectos petroleros. Esta acción eleva irracionalmente el costo de producción en varios campos de la petrolera estatal. Así como hay privilegios para la élite, los trabajadores reclaman las remuneraciones impagas y la desigualdad salarial.

Agregaron que a la empresa le toca “mendigar” los recursos del Gobierno  porque no se ha respetado la autonomía administrativa y financiera de Petroecuador, tal como lo dicta la Constitución. Resaltan que esta es la estrategia para dañar lo público y luego justificar la privatización.

Los intereses de la privatización

En una carta emitida al periodista y dizque experto petrolero de la revista Vistazo, Alberto Acosta, desmienten un artículo que deja en claro que la empresa pública es mala y debe ser privatizada. Para los trabajadores, las cifras expuestas no tienen sustento. En el artículo el periodista aseguró que los costos de la producción de la empresa estatal es de USD 12 por barril y de los contratistas privados es de USD 30 en promedio.

Ante la comparación, el comunicador realiza de manera sarcástica la siguiente interrogante: “¿por qué el Estado pierde dinero contratando a privados cuando puede extraer ese crudo directamente y mucho más barato?” La respuesta es simple, los negocios lucrativos del Estado están consumidos por los intereses privados, según la ANTEP.

Caso Auca

Para explicarlo de mejor manera, colocaron el ejemplo de privatización en el campo Auca, ubicado en la provincia de Orellana, y entregado a la compañía Schlumberger a través del Consorcio Shaya, en 2015. Petroecuador le paga a la contratista privada su respectiva tarifa por barril y también cubre el costo operativo, que incluye el mantenimiento del campo petrolero.

blank

Para 2022, el precio promedio del barril de crudo fue de USD 88.18 por barril. El campo Auca recibió una rentabilidad de USD 55.39 por barril, descontando costos operativos y de inversión. Mientras tanto, en los campos donde opera solo Petroecuador, recibió en promedio de USD 70.24 por barril, es decir, un 27 % más de los contratistas privados. (A.G.M). 

Publicidad