Ecuador está “desnudo” en seguridad digital

Adrián Pérez, redactor.

Quito, 30 de jul (La Calle).- La filtración de datos que sufrieron instituciones estatales no tiene todavía una explicación técnica en cuanto a dimensión y alcances.

Instituciones públicas como el Registro Civil, BIESS, PetroEcuador y algunas empresas privadas como el Banco Pichincha, mantenían sus datos en nubes de almacenamiento propiedad de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones, (CNT).

Como es de conocimiento, CNT sufrió el robo de datos personales de miles o millones de ecuatorianos. Según el exviceministro de Telecomunicaciones, Adrián Ibarra, el volumen de la perdida llegaría a 200 gigabytes.

“En la anterior administración presidida por Martha Moncayo, CNT perdió 200 millones de dólares en ventas, mientras Andrés Michelena, ex ministro del área, se enfocó en el reparto de frecuencias”, sostuvo Ibarra. 

Para Ibarra, los exfuncionarios no brindaron garantías económicas y técnicas para evitar ataques y filtraciones.

“La red de seguridad de CNT no se fortaleció, considerando que a finales de 2019 el Gobierno pasado sufrió el ataque informático-cibernético más importante de la región”.

¿Y los antivirus?

El monitoreo y control a partir de antivirus homologados por casas de seguridad reconocidas fue y es ajeno a CNT.

El ingeniero Emilio Meza, jefe de medios y tecnología en Cobiscopr Ecuador, una de las empresas más grandes de software del país, sostuvo que era urgente formatear los equipos afectados y optimizar las nuevas versiones de sistemas operativos y sus seguridades.

“La ley de Protección de Datos plantea que toda entidad privada tiene la responsabilidad de resguardar sus nubes de información”, sostuvo Meza.

De acuerdo en cambio con la abogada Vianca Gavilánez,los usuarios  afectados podrían solicitar un Habeas Data.  “Una Habeas Data es una acción jurisdiccional para protección, corrección y obtención de datos personales, otra opción es acudir a la Defensoría del Pueblo y pedir el apoyo al departamento de protección de usuarios y consumidores.

Frente a las circunstancias y como conclusión preliminar del tema, sería importante que CNT y otras instituciones afectadas, transparenten todo lo relativo a la filtración para evitar los chantajes cibernéticos, venta de información y transacciones no autorizadas.

Lo último