Dos Cortes de Justicia se pronunciarán sobre recursos interpuestos por Curicama

Quito, 13 may (La Calle).– El abogado de la Comisión Anticorrupción de Chimborazo, José Luis Díaz, detalló la situación judicial de Mariano Curicama, exprefecto de esa provincia y hoy legislador de Minga-BAN, condenado por corrupción. Explica que ya fue condenado por dos delitos: desacato y corrupción, pero él apeló su sentencia.

Curicama incurrió en el delito de incumplimiento de decisiones de autoridad competente, el otro, un delito de concusión por diezmos. ÉL apeló su sentencia y hoy la Corte resuelve el recurso de apelación del asambleísta. Díaz aseguró en entrevista con Radio La Calle que estos diezmos fueron destinados a una cuenta de la prefectura que destinaba esos recursos a ‘donaciones’.

«Si alguien quiere ser muy generoso que lo haga con su plata, que lo haga de sus salario», expresó el abogado en referencia a las donaciones de materiales y «fundas de caramelos» de las que tomó crédito Curicama.

Díaz revela que «coincidentemente, este mismo día, la Corte Nacional de Justicia (CNJ) resuelve el caso de casación interpuesto por Mariano Curicama en el otro delito». De esta manera, dos Cortes de Justicia van a pronunciarse respecto a dos recursos interpuestos por Curicama.

El asambleísta cobró ‘diezmos’ del salario de 615 trabajadores por dos meses, lo cual se acumuló en más de USD 824 mil. Él aún sostiene que esos no fueron cobros, sino aportes «voluntarios». Pero el abogado de Díaz afirma que Curicama se valió de su autoridad para exigir este descuento a sus subordinados.

Estos se efectuaban desde el rol de pago de los trabajadores y representaban un 5% de descuento. Díaz aclara que esto se vino dando desde 2013 hasta 2019, casi 6 años. También asegura que este delito tiene una pena de 3 a 5 años de cárcel.

Sin embargo existe una figura legal que se aplica a este caso que empezó en 2013, la ‘benignidad’. O, la «ley más favorable al procesado» que estipula la menor pena, concretamente, 2 meses. Además revela que la Contraloría General del Estado detectó estos malos manejos y determinó responsabilidad legal sobre Curicama.

Apelación por sentencia de corrupción de legislador espera pronunciamiento de la CNJ

Debido a que todas las pruebas condenaron al legislador Curicama, su último recurso fue apelar esta sentencia. No obstante, hoy se espera el pronunciamiento de la CNJ sobre la apelación de Curicama en el caso diezmos. También, la Corte ordenó al legislador que pague las liquidaciones de 44 trabajadores de su gestión como prefecto.

Díaz explicama que Curicama nunca lo hizo, por lo que desacató una orden de autoridad competente. Por ello, el asambleísta también enfrenta una condena de un año de cárcel y hoy la CNJ determinará si es factible su recurso de casación o no. En caso de aprobarlo, el delito quedará desvanecido, si es rechazado, Curicama perderá inmediatamente su condición de asambleísta y cumplirá su pena de un año.

Lasso dice que no hay edificios o carreteras, pero hay lucha contra la corrupción

Para finalizar acotó que la Asamblea Nacional no trata los temas cruciales y solo se reparten cuotas de poder que se ven representados en este tipo de casos. Asimismo exhorta a la justicia a que actúe con verticalidad ya que «nadie por más cargo público que tenga está por encima de la ley», refiriéndose a otro caso de la Comisión Anticorrupción sobre el enriquecimiento ilícito del actual alcalde de Riobamba, Napoleón Cadena, sobre quien pesan criterios penales de Contraloría y de la Fiscalía General del Estado.

Lo último