Apoya a Radio La Calle ($2,00)

¿Después de este 7 de febrero qué hacemos con el Ecuador? (Opinión)

Por: Macarena Orozco / @macaorozco3

El panorama electoral se divide entre correístas y anticorreístas, entre el voto consciente, en algunos casos, y el voto útil. Arauz y Lasso plantean dos modelos económicos totalmente opuestos, pero ambos apelan al uso de estrategias populistas para asegurar el voto. Arauz ofrece un bono de mil dólares mientras Lasso ofrece un aumento en el salario básico.

Ambas medidas resultan casi imposible en un Estado de por si endeudado con el FMI, con una reducción notable en recaudación del IVA y del servicio de rentas internas. Sin embargo, lo importante en este caso es prepararse para el peor de los escenarios. 

Economía y trabajo 

El próximo gobierno deberá asumir una economía en recesión con una contracción cercana al -9 % en 2020. A esto se suma la caída del petróleo desde el 2014, entiendo que este genera un tercio de los ingresos públicos.

Al tratarse de una economía dolarizada, la inyección de capital extranjero a través de préstamos con el FMI ha sido una de las constantes durante el gobierno de Moreno. La deuda pública bordea el 70% del PIB y el déficit fiscal supera el 8% según el Fondo Monetario Internacional. 

Desde un contexto socioeconómico, el país enfrenta altos niveles de informalidad laboral y pobreza. Según un artículo de la Universidad Técnica Particular de Loja, 1 de cada 3 ecuatorianos es emprendedor pero el 90% de los emprendimientos no llegan a los 3 años.

Emprender no se convierte en una solución para enfrentar la crisis económica a largo plazo. A pesar de las ofertas de candidatos como Xavier Hervas que apuesta por la tendencia de economías creativas. Emprender es un concepto que se acerca más a la supervivencia. 

Frente a los altos niveles de pobreza y desempleo en Ecuador, la propuesta de Lasso cae en la tercerización laboral. Es decir, se incrementa el número de plazas de trabajo disminuyendo la cantidad de horas que trabaja un ciudadano en un lugar. Se reduce el salario, disminuye la estabilidad laboral e incrementa el trabajo informal.

La propuesta del exbanquero apunta hacia mecanismos que faciliten la explotación laboral bajo el discurso de incremento de plazas de trabajo. El Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas, UNICEF, estimó que la pobreza se ha disparado al 38%. La pobreza extrema esta cerca del 20% . 

Salud reproductiva y educación sexual 

El jueves 4 de febrero el expresidente del Ecuador, Rafael Correa, escribió un tweet que generó nuevas críticas hacia la candidatura de Arauz. En el Tweet se refería a la posición de Yaku Pérez, candidato de Pachakutik frente al aborto. «Para terminar con la mendicidad infantil hay que acabar con la vida de los niños antes de nacer: Yaku Pérez Guartambel. ¡Qué Vergüenza!”. Más tarde añadiría. “Por ejemplo Yaku Pérez es el que dice que está de acuerdo con el aborto hasta los 3 o 4 meses de embarazo como en Holanda. No es aborto por violación; es aborto por hedonismo. Me quedé en cinta porque me dediqué sin cuidado a una actividad frenética sexual, entonces a los 3 o 4 meses puedo quitarme el hijo. No hay ningún problema, sin ningún requisito.” 

Estas afirmaciones nos llevan de regreso al historial misógino y machista de la Revolución Ciudadana donde a las mujeres de la Asamblea se las silenció en más de una ocasión, incluida la prefecta Paola Pabón. En una de las sabatinas, Correa se refiere a las asambleístas como mujeres a las que no les alcanza el sueldo para comprar más tela para las faldas.

Se refirió a cierta periodista ecuatoriana como gordita horrorosa y cuando se debatió el aborto durante su gobierno, acusó a las y los asambleístas de traición. Tal parecería que Rafael Correa no se ha sensibilizado frente a las realidades y problemáticas de muchas mujeres y niñas en Ecuador. Hablar de la vida sexual de los otros, colocar calificativos a las mujeres y su sexualidad parece que se aleja del primer mundo que con tanto afán el expresidente intentó crear durante 10 años.

Y es que resulta hasta risible que a estas alturas de la campaña electoral, tratándose de un escenario tan delicado, Rafael Correa decida jugar a ser la señora católica.  Habría que recordarle a Correa lo que significa esa frase tan popular que dice. “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Los problemas del Estado no asunto de la iglesia, de la religión o de la moral. 

¿Cómo juega esto en contra de Arauz? 

Al momento hay tres candidatos que apoyan el aborto por violación y que comprenden, en cierta medida, la importancia de la decisión de las mujeres sobre su cuerpo.

Si bien no se habla de soberanía del cuerpo de las mujeres como tal, el hecho de mirar en el aborto un problema de salud pública genera una imagen empática en torno a estos candidatos. Pedro José Freile, Yaku Pérez y Xavier Hervas han mostrado apertura al diálogo en este tema. 

¿Quiénes se oponen?

Se entendería Arauz se opondría si desea mantener concordancia discursiva con Correa, también se pone el candidato de la derecha Guillermo Lasso. 

Los principales candidatos y el FMI

Lasso menciona que no desconocerá al FMI pero que no subirá el IVA, aclarando que es supuestamente posible poner en orden las cuentas fiscales sin incrementar ese impuesto al consumo.

este punto es necesario recordar las numerosas acusaciones que caen sobre Guillermo Lasso desde el año 2017, cuando el medio página 12 reveló que el exbanquero ganó 30 millones de dólares tras el feriado bancario.

Página 12 Andean Investment, accionista de Corporación Multi BG, que a su vez es propietaria del Banco Guayaquil, aumentó su capital de $ 1 millón a $ 31 millones entre 1999 y 2000, durante el feriado bancario. Esta investigación también reveló que Lasso se preparó para iniciar su vida política limpiando su entramado de paraísos fiscales. En 2011, Lasso habría liquidado la empresa Andean Investment. Transfirió la operación resultante de esa liquidación a nombre suyo, de su hermana y sus hijos. 

Para el programa de gobierno 2021 – 2025, Lasso propone duplicar la producción de petróleo para obtener mayores recursos, un manejo eficiente del Estado, incentivos a la inversión extranjera y el combate a la corrupción. Desde su opinión “Volver al correísmo” podría llevar a Ecuador a convertirse en una nueva Venezuela. 

Por otro lado, Arauz dijo “ Bienvenido sea el apoyo del FMI a nuestro programa económico, pero no vamos a someternos a las condiciones negociadas por Moreno, no lo vamos a hacer». 

Durante su campaña ha planteado como uno de sus objetivos, reactivar el gasto social y romper con la austeridad que respalda el FMI. Con esto promete abrir líneas de crédito para pequeñas y medianas empresas, dar un bono de 1000 dólares a un millón de familias en la primera semana de gobierno. Financiar parte de las contrataciones que hagan las empresas y recontratar a los trabajadores del sector público que habían perdido sus empleos. 

¿Votar por el mal menor?

 Votar por el mal menos parece ser una de las prácticas electorales más frecuentes en el cono sur. Sin embargo, en este proceso electoral resulta cada vez más difícil encontrar el mal menor. Si bien existen campañas interesantes, modelos y propuestas responsables con la ciudadanía, los candidatos que las plantean no figuran significativamente en las encuestas y por tanto el voto consciente no generaría un cambio en la decisión final. En este momento la intención de voto por quienes lideran las encuestas definirá el futuro del país. En este caso si el voto de la mayoría está el correísmo y el anticorreísmo, es importante recodar lo sucedido en octubre y todo lo que le debemos al movimiento indígena. Una de las tantas formas en las que se puede retribuir a su trabajo político y su lucha está en proporcionarles una mayoría en la Asamblea y en Parlamentarios Andinos. 

Es evidente que la candidatura y el discurso de Yaku no convencen,  y que la candidatura de Lonidas Iza, tendrá que esperar, pero una forma de apoyar al movimiento indígena está en el nivel de participación que podemos asegurarles en la urnas este 7 de febrero. Y finalmente si algo tengo claro como ciudadana y como feminista es que jamás le daría mi voto a un banquero, racista, conservador y con ideales privatización de los recursos del Estado, así como pensaría dos veces antes de votar por un conservador que intenta camuflarse en la izquierda. 

Lo último

Caso Danubio: socio del esposo de Ana Belén Cordero salpicado por «venta de cargos» en el Gobierno

Quito, 12 de agosto, (La Calle).- La vicepresidenta de la Comisión de Fiscalización, Ana Belén Cordero es miembro de los asambleístas que investigan la...