Quito, 29 jun (La Calle).- La FIFA negó el pedido de Francisco Egas para anular los cambios establecidos por el Directorio de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), que lo destituyen de la presidencia. Un Congreso Extraordinario ratificó la decisión.

«La Comisión Disciplinaria de la FIFA sólo es competente para sancionar conductas que considere contradictorias a la reglamentación de la FIFA (Art. 27. Par. 2 Del Código Disciplinario de la FIFA)», destaca parte de la carta.

En ese mismo comunicado, Carlos Schneider, jefe del Departamento Disciplinario, explica a Egas que su remoción, al ser un asunto relacionado con la gobernanza interna de la FEF, la Comisión de la FIFA no tiene competencia para hacer un análisis ni enjuiciar los hechos que fueron denunciados.

El comunicado de FIFA reiteró que no está en condiciones de intervenir en el asunto entre Francisco Egas y la FEF.

El pasado 24 de abril, seis miembros del Directorio de la FEF, decidieron desplazar a Egas de la presidencia para así reestructurar su organigrama. De este modo, Jaime Estrada junto a Carlos Galarza ascendieron como nuevo presidente y vicepresidente.

Según esos dirigentes, la remoción de Egas responde a que sus acciones de se daban «permanentemente al margen de las normas estatuarias» y de las decisiones del Directorio. Adicionalmente, lo responsabilizaron de excederse en el presupuesto destinado a la contratación de directores técnico y deportivo. De los USD 4 millones fijados, se habrían gastado USD 6 millones.

Tras la reestructuración del Directorio, Francisco Egas es ahora tercer vocal. Sin embargo, advirtió que si eso ocurría renunciaría a la FEF.