Con su gol, el argentino del FC Barcelona se convirtió en el jugador que ha superado a más rivales en la Champions League. Por ejemplo a Cristiano Ronaldo y a Raúl, que habían batido a 33 contrincantes. Sin embrago, no ha logrado marcarle aún en Europa a cinco equipos: Atlético de Madrid, Rubin Kazan, Udinese, Inter de Milán y Benfica. Inter de Milan, curiosamente, será el próximo rival en el torneo continental: se cruzan en Italia el próximo día 10 de diciembre, por lo que puede ampliar aún más su leyenda en un par de semanas. Su tanto en el minuto 32, y lo que implicó, fue su manera de celebrar su partido número 700 con la camiseta del Barça, en los que ha firmado 609 tantos.

Messi en los primeros minutos frente al Borussia Dotmund de Alemania fue una verdadera tromba, le salió todo lo que quizo y fue protagonista en en los otros dos goles, el de Luis Suarez y de Griesmann.

Lionel Messi marca el gol 609 en 700 partidos y segundo en esta edición de la Champions League logrando un impresionante promedio de 0,89 goles por partido, simplemente una impresionante cifra del hombre con una de las estadísticas más admirables de la historia del fútbol.