Quito, 15 sep (La calle).- La audiencia de acción de protección interpuesta por la Defensoría del Pueblo (DPE) , por cobros indebidos del sistema financiero, se encuentra en etapa de resolución.

La Defensoría presentó una medida cautelar ante los jueces competentes, solicitando la suspensión inmediata de todo cobro indebido realizado por los bancos y cooperativas.

Hay testigos de varias personas que solicitaron servicios financieros como: diferimientos extraordinarios, prórrogas, refinanciamientos o reestructuras crediticias de sus obligaciones; u han sido víctimas de estos cobros.

Testimonio| Estefanía Portilla, ciudadana de Carchi, expresa su malestar sobre una cooperativa que no atendió su pedido de refinanciación de una deuda y, ahora, le exige el pago total de la misma.

La DPE busca garantizar los derechos de las personas a recibir servicios de óptima calidad, información adecuada, veraz, clara y completa; así como un trato transparente, equitativo y no discriminatorio o abusivo en la prestación de servicios públicos o privados del sector financiero nacional.

La respuesta de la Banca

La Superintendencia de Bancos hizo un pedido por escrito, que evitó que la audiencia sea transmitida por medios telemáticos. Además la audiencia fue suspendida para la acción de protección. Freddy Carrion Intriago, defensor del pueblo, reaccionó como consecuencia:

 “Son miles de ciudadanos afectados por los cobros ilegales, abusivos, no autorizados por algunos bancos y cooperativas de ahorro y crédito y, frente a eso, las autoridades de control no han ejercido su trabajo. Hemos activado la tutela judicial efectiva para que el juez. Un tercero imparcial, determine o no la vulneración de derechos y las medidas de reparación”, señaló el Defensor del Pueblo.

La Defensoría del Pueblo, mediante esta acción, solicitó a la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera, que se realice una aclaración respecto de las resoluciones emitidas sobre los diferimientos extraordinarios de créditos, con un lenguaje claro para los usuarios y entidades, evitando así interpretaciones erróneas sobre su aplicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *