Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Datos del informe sobre Yachay, liderado por Ana Belén Cordero, son falsos, dice UNES

Quito, 22 feb (La Calle).- La Asambleísta de UNES, Pamela Aguirre, desmintió la información del informe sobre las Universidades Emblemáticas, liderado por la oficialista Ana Belén Cordero, donde arremeten contra Yachay.

“Les han dado información errónea. Yachay es el proyecto más importante para el desarrollo del Ecuador. Hay estudiantes que se han graduado, estudiantes becarios, estudiantes que han tenido cientos de premios y son afectados por las afirmaciones que han hecho contra Yachay”, dijo Aguirre.

Según Cordero, en Yachay se han invertido 600 millones de dólares, pero que desde su creación, en 2013, solo se han graduado 450 estudiantes y se han matriculado 2.000. Esta mañana en cambio, Lasso dijo que la inversión fue de 1.200 millones de dólares. También dijo que los recursos de la universidad se utilizaron para pagar las giras presidenciales durante el Gobierno de Rafael Correa.

Ante estas afirmaciones la legisladora de UNES desmintió varios puntos. Aguirre dijo que es falso lo de los 1. 000 millones de dólares. “El presupuesto de la universidad oscila entre 13 y 18 millones dependiendo el año. La diferencia entre 13 y 1.000 millones es incomparable. Asimismo, el proyecto de Ciudad del Conocimiento, según los datos el Ministerio de Finanzas del actual Gobierno, no suma más de 200 millones de dólares”, sostuvo.

Asimismo, enfatizó en que el proyecto no solo es la universidad. Dijo que es una escuela del mileno, un instituto técnico superior para carreras científicas a nivel de tecnología, el Centro de Salud de Urcuquí, el Centro del Buen Vivir para niños, un museo y otros proyectos que son parte de la Ciudad del Conocimiento.

“Quiero desmentir tres afirmaciones que son muy importantes y han hecho mucho daño a la ciudad del conocimiento. Primero el costo de los vehículos. Es mentira que se han comprado vehículos por 100 mil dólares. Aquí tengo el contrato 034, del 2013, que muestra que el costo de los vehículos fue de alrededor de 20.000 dólares”, señaló.

Dijo que los vehículos fueron comprados por catálogo, cumpliendo las disposiciones del SERCOP. “No fueron 100 mil dólares por un vehículo como lo han dicho varios medios de comunicación y periodistas de manera mal intencionada”, insistió.

Aguirre sostuvo también que en el registro de la propiedad de Urcuquí están los documentos de la inscripción y la declaratoria de actividad pública de Yachay. “Luego de la liquidación, que de manera irresponsable la hizo Lenin Moreno, pasó a la liquidadora y actualmente está en manos de la Senescyt”, afirmó.

Rechazó también las declaraciones de las fallas estructurales en los edificios de Yachay. “No son seis edificios, son cinco edificios y los peritajes ordenados por la Función Judicial demuestran con pruebas que los edificios no tienen fallas estructurales”, aseguró.

Asimismo, recordó que la ciudad del conocimiento estaba planeada para 30 años, no para dos o tres y que dentro de sus fases, hasta el 2017, se ha cumplido con todas las construcciones que estaban en el plan maestro. “Del 2017 en adelante, con Lenin Moreno, se empeñaron en destruir todo lo que construyó la Revolución Ciudadana y, a través de sus ministros, entre ellos, Augusto Barrera, decidieron paralizar una serie de construcciones y dejan el proyecto a medio camino”, dijo.

Reiteró que los culpables son Lenin Moreno, Augusto Barrero y Agustín Alban, quien recibió el registro de la propiedad de Yachay, y ahora lo niega. “Coartaron la posibilidad de seguir creciendo”, insistió Aguirre en una rueda de prensa en la Asamblea.

Sin embargo, en un trabajo periodístico de septiembre del 2017, El Universo señala que estos edificios están casi abandonados desde el 2015 y las vigas no soportan el peso por lo que podrían desplomarse.

“Los edificios de transferencia tecnológica TT1 y TT2 tienen el 64% y el 50% de avance, respectivamente. El que se prevé para laboratorios, el 18,2%; el destinado al auditorio, salas de conferencias y comedor, el 22,1%; y el de aulas, el 34%. Los cinco fueron construidos por la compañía Conecuakor, creada en el 2013, cuando empezaba el proyecto, por la firma coreana Cheong Hai Ingeniería y Construcción y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército. La inversión en riesgo suma $ 43,9 millones”, recoge el medio.

El gerente de Yachay, Jorge Martínez, insiste en que en este caso, al menos, hubo negligencia durante la administración de Héctor Rodríguez.

Publicidad