Quito, 13 feb (La Calle).- El cantautor español Joaquín Sabina se debate entre la vida y la muerte tras haber sido operado de emergencia por derrame cerebral producto de una caída en medio de un concierto el pasado miércoles, informan medios internacionales.

«Desde su entorno, informaron que fue intervenido debido a un hematoma intracraneal y un derrame cerebral provocado por un fuerte golpe que sufrió en la cabeza», escribió en su sitio web el medio Infobae.

A la espera de un comunicado oficial del hospital Wizink Center de Madrid, donde está internado, un portavoz le dijo a la agencia EFE que su estado “no era grave”, que todo ha salido “muy bien” y que el cantante, que ha tenido que ser operado “por un pequeño coágulo”, permanecerá 48 horas en observación.

Tras la caída, fruto del encadilamiento ocasionado por un foco del escenario -según versión de su promotora-, Sabina volvió al escenario y aún tuvo fuerzas para bromear. “Estas cosas me pasan sólo en Madrid, lo siento muchísimo, me he dado un golpe muy fuerte en el hombro”, dijo el cantor, quien salió en silla de ruedas empujado por Joan Manuel Serrat, con quien compartía escenario.