Quito, 21 jun (La Calle).- El 21 de junio es el día más largo del año y también marca el solsticio de invierno, fecha importante para las comunidades indígenas de América del Sur conocida como Inti Raymi.

Instituciones como el Municipio de Quito realizaron este ritual en honor al sol, donde se pide por la abundancia de las cosechas. En esta ocasión, se priorizó el uso de mascarillas debido a la emergencia Porcel Covid-19.

¿Qué es el Inti Raymi?

La cosmovisión indígena toma en cuenta los solsticios y equinoccios para determinar los períodos de siembra y cosecha.

Las comunidades celebran fiestas importantes para ellos, cargadas de símbolos y de tradiciones culturales.

Las fiestas de equinoccio son fiestas femeninas atribuidas a la Luna mientras que las fiestas de solsticio son fiestas masculinas atribuidas al Sol.

El Inti Raymi conmemora la última cosecha del año, conocida como la “Fiesta del Sol y la Cosecha” y es una muestra de gratitud a la tierra o “Pachamama”  por los productos que han recibido de ella. La fiesta tiene música, danza y una “pambamesa” que permite compartir los alimentos y la chicha.

Con la conquista, los españoles ligaron esta celebración a la tradición cristiana del Corpus Christi.