Quito, 13 enero (La Calle). – La ciudad de Ambato, tierra de las flores y frutas, es el escenario de una mágica y colorida celebración que se lleva a cabo cada año a fines de febrero o inicios de marzo, durante el carnaval.

Se trata de una de las festividades más importantes y populares del país: la fiesta de las Flores y Frutas (FFF), declarada en 2009 Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador.

Meses antes, los ambateños se preparan para recibir a miles de turistas y organizan minuciosamente cada detalle. Empiezan con la Elección de Reina de Ambato, la ceremonia de Bendición del Pan, Flores y Frutas; el Desfile de la Confraternidad, la Ronda Nocturnal, el Festival Internacional del Folclore y la Feria Taurina Nuestra Señora de La Merced, son algunos de los eventos más característicos que se desarrollan durante varios días antes del desfile.

La elección de reina refleja la belleza y encanto de la mujer ambateña. Esa noche cada una de las candidatas demuestran en escena su talento, inteligencia, carisma y simpatía. Se realizan coreografías, desfilan trajes exóticos, formales y casuales.

Finalmente se elige a la nueva soberana, quien tiene el honor de presidir y encabezar el desfile. La bendición del Pan, Flores y Frutas se realiza durante una solemne misa en el atrio de la Catedral, en acción de gracias por la abundancia de frutos que provee la tierra a los habitantes de Ambato.

Por otra parte, el Desfile de la Confraternidad es una célebre manifestación cultural y artística, un espectáculo en el que estudiantes de varios planteles educativos visten llamativos disfraces y galas para presentarse en comparsas, en las que interpretan divertidos roles.

El desfile final la reina de Ambato acompañada de las reinas de belleza de las distintas localidades del país, desfilan en majestuosos carros alegóricos decorados con flores y frutas, saludando al público y los turistas. El festejo transcurre en las principales calles del Centro Histórico de Ambato. En la noche, los mismos carros alegóricos son iluminados en su totalidad con llamativas luces de colores para recorrer las avenidas de la ciudad destellando magia y fantasía, este evento es conocido como la Ronda Nocturnal.

Ambato, además, posee una amplia oferta gastronómica de platos autóctonos con merecida fama. Entre ellos: el hornado, fritada, mote con mapahuira (grasa de cerdo), pan de Pinllo, jugos naturales e incluso el típico chocolate caliente. En el Mercado Central podrá deleitarse con toda esta variedad de platos típicos. A los turistas les gusta disfrutar de los exquisitos llapingachos con chorizo.

YM