cruz roja

Quito 6 de oct (La Calle).- El coordinador general técnico de la Cruz Roja de Pichincha, Roberto Bonilla, aseguró que en los años de experiencia que tiene el cuerpo de salud en el país no se lo había relacionado con el Gobierno de turno. En octubre del 2019, en medio de la movilización social de esos días, hubo rumores de que los equipos de emergencia guardaban armamento en sus vehículos.

«Llevamos 110 años en el país en nuestra misión  es humanitaria. No pertenecemos al gobierno de turno o a la empresa privada. Tenemos un gran prestigio basado en la neutralidad. Evitamos las controversias sociales. Atendimos a manifestantes, indígenas, policías, militares, etc.”, dijo en una entrevista con Radio La Calle.

El representante de la Cruz Roja manifestó que los ciudadanos presentaron golpes leves por piedras y bombas, así como caídas. También hubo personas que tuvieron fracturas y afectaciones respiratorias por bombas lacrimógenas.

“Nuestras ambulancias fueron atacadas los primeros días por comentarios que acusaban que nuestros vehículos cargaban armamento o bombas y eso fue falso. Los manifestantes confundieron nuestra labor y cuatro de nuestras ambulancias resultaron apedreadas y con sus vidrios rotos», comentó.

Bonilla negó que el Gobierno le pidiera llevar armas al interior de las ambulancias como se manifestó en ese momento. “Ningún personal de salud puede llevar armamento y  en el caso de que así sea es considerado crimen de guerra. Está normado y parametrizado”, añadió.

Recordando octubre…

Hace un año, el presidente Lenin Moreno decretó la liberalización del precio de los combustibles. El anuncio generó un revuelo en diferentes ciudades del país que lo obligaron a anular su decisión. (GG)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *