Quito, 27 oct (La Calle). – El Covid-19 puede contagiarse a través del aire. Los lugares cerrados y sin ventilación representan espacios con mayor posibilidad de contagio. Las medidas de bioseguridad, como el correcto uso de la mascarilla, minimizan los riesgos. Así lo explica un informe de diario El País.

Bajo la guía de José Luis Jiménez, profesor y científico de la Universidad de Colorado, un grupo de científicos diseñó un simulador de situaciones de riesgo para el contagio del Covid-19. El eje del estudio era demostrar que los aerosoles – partículas inferiores a 100 micras que emitimos al hablar – pueden permanecer en el aire y contagiar el virus, sobre todo en espacios cerrados.

Un bar o restaurante

Según la simulación del equipo científico, los brotes de Covid-19 en un bar o restaurante pueden ser graves, de no tomarse las medidas adecuadas. En un restaurante con 15 clientes, sin ventilación y sin mascarilla, el número de contagios sería de 14 personas. En el mismo escenario, sumando el uso adecuado de mascarilla, el riesgo sería de ocho contagios. Si el mismo restaurante suma al uso de la mascarilla una buena ventilación y poco tiempo de exposición, el riesgo se reduce a apenas un contagio.

Un colegio

En un aula de clases, las dinámicas del contagio dependen de quien sea el portador del virus. Si el infectado es un docente, el riesgo es mayor, pues pasa más tiempo hablando y multiplicando la dispersión de aerosoles.

En ese caso, considerando un grupo de 24 personas, si los estudiantes compartiesen dos horas con el profesor infectado, sin tomar ninguna medida, la probabilidad de contagio es de 12 estudiantes. Si todo el grupo usa mascarilla, solo cinco podrían ser infectados. Si además del uso de mascarilla se ventila el lugar y se reduce el tiempo del encuentro a una hora, el riesgo se desploma.

Una sala

El 31% de los contagios en España responde a reuniones sociales de pocas personas en sus domicilios. De acuerdo con la simulación, dentro de un grupo de seis personas, en una sala común, se contagiarían todos de no usar mascarilla, ni ventilación y permanecer juntos más de cuatro horas. Si los participantes usan mascarilla, el riesgo se reduce a cuatro contagios. En el mismo escenario, el riesgo se reduce por debajo de un contagio si es que el grupo usa mascarilla, ventila el espacio y, además, acorta el tiempo del encuentro

Importancia de las medidas de bioseguridad

Evitando el alarmismo mediático, es importante informarse y actuar para prevenir la propagación del virus. Según revelan estos estudios científicos, el adecuado uso de la mascarilla podría reducir el riesgo de contagio a la mitad. Otras medidas, como ventilar el espacio y reducir los tiempos de encuentro, también son eficientes en la prevención del contagio. (JEB).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *