Alexis Ponce / COS

Quito 28 de sep (La Calle).- Alexis Ponce, defensor de derechos humanos, declaró que la decisión de vetar el Código Orgánico de la Salud (COS) durante la pandemia califica como un delito de lesa humanidad. El articulista argumentó que esta acción es motivo de juicio contra el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.

“Cada derecho violentado, cada vida cegada, cada insumo en sobreprecio, cada enfermera sin equipo, cada mujer gaseada por protestar y el Código de la Salud vetado en plena pandemia son causa suficiente para lo que he nombrado el tribunal de Núremberg. Es un paso necesario antes de ir a la Corte de la Haya y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, dijo en entrevista con Radio La Calle.

 Ponce señaló que el veto refleja la vulneración de derechos de la mujer y su propia vida. También de los pacientes que usan el cannabis como medicina, de la decisión del paciente cuya vida artificial puede desconectarse por disposición de un familiar. y, principalmente, quebranta la igualdad de derechos entre pacientes y médicos. “Los médicos reaccionan con esta modalidad del metro cuadrado, es decir ven por sus derechos, pero no por los demás”, indicó.

¿Quién está detrás de este veto?

De acuerdo con las declaraciones del articulista, en el Ecuador y en América Latina resurge la extrema derecha como responsable de las decisiones en contra de los derechos humanos con el apoyo de la Iglesia. “Hace algunos años, la Iglesia Católica que ha luchado contra de las iglesias cristianas coincide para limitar los derechos de las mujeres. Este fenómeno que antes era impensable ahora toma postura como una locura multidiversa de integrismos”, añadió.

Ponce afirmó que, en la actualidad, especialmente en el periodo de la pandemia, se recobran las derechas y autollamados de izquierda que se relacionan con el Opus Dei. “Me refiero a los asesores del gobierno. Ellos tienen que responder por el ataque a los derechos de las mujeres. En el caso ecuatoriano están sectores que aparentemente no se veían como las iglesias que se integran entre sí”, denunció.

El defensor emitirá una carta en los próximos días dirigida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se tomen cartas en el asunto. (GG)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *