Quito, 10 oct. (La Calle).- La empresa Pública Correos del Ecuador seguirá funcionando legalmente mientras el Gobierno no adjudique el servicio a una empresa privada.

El plazo máximo para la adjudicación del servicio de Correos del Ecuador (CDE) venció el pasado viernes 6 de noviembre. Esto según lo estipulado en el Decreto presidencial N° 1096, expedido el 17 de julio de 2020, donde se extendió durante 60 días las actividades de CDE.

En declaraciones para Radio La Calle, Javier Martínez, ex gerente de Correos del Ecuador, puntualizó que, de no existir la concesión de los servicios hasta la fecha señalada, el decreto tendría que ser reformado y extender el plazo de por segunda ocasión.

Por otro lado, Byron Madera, actual gerente de CDE, declaró el pasado 7 de agosto que 400 trabajadores fueron separados de la institución. Agregó que la empresa pública trabajará con una nómina de únicamente 365 personas para continuar realizando sus actividades.

Según Martínez, la concesión de servicios era requisito para que CDE entre en liquidación, no antes como lo está haciendo el Gobierno. Desde que se decretó el cese de funciones, se ha despedido a 600 de los 900 trabajadores de la empresa pública. Esto pondría en serios aprietos la continuidad de los servicios de entrega. El ex gerente puntualiza que esto atenta con los derechos de los ciudadanos a recibir un servicio postal de calidad.

Servicio postal ¿público o privado?

Desde 1934 Ecuador pertenece al Convenio de la Unión Postal Universal, organismo adjunto a la Organización de la Naciones Unidas (ONU). “En este tratado, el Estado comprometió a garantizar, en su territorio la prestación de este servicio público, con todas las características de calidad y asequibilidad que implica”, recordó Martínez.

Adicional a ello, recordó que en Chile, país con población similar a la de nuestro país, el servicio postal trabaja con una plantilla de 5000 servidores públicos. “Servientrega, que trabaja con una cantidad de piezas postales similares a las que maneja CDE, tiene una plantilla de 1100 trabajadores. Esto quiere decir que la cantidad de trabajadores con la que cuenta CDE es completamente insuficiente para brindar un servicio de calidad”

El ex funcionario recordó también que en este convenio se norma que los envíos internacionales realizados a través del servicio postal público no deben cobrar aranceles en envíos internacionales. Esto afecta el interés de las operadoras privadas en adjudicarse el servicio que presta CDE. (E.Q.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *