«Consulta popular no es un mecanismo de presión a la Asamblea», dice ministra de Gobierno

Quito, 20 sept (La Calle). – La ministra de Gobierno, Alexandra Vela, dijo que la consulta popular no es una soga al cuello del Legislativo sino una solución democrática.

“Ir a una consulta popular no es un mecanismo de presión. Es señalar que frente a una fragmentación y los pronunciamientos antes de leer el proyecto es una alternativa democrática”, dijo en entrevista con A Primera Hora.

La funcionaria también se refirió a las posibilidades discrepancias entre Ejecutivo y Legislativo alrededor del proyecto de ley de Oportunidades que se entregará el 24 de septiembre bajo el carácter de económico urgente.

«Desde el 24 de septiembre iniciaremos una ronda de reuniones con los miembros de las bancadas del Legislativo para tratar el proyecto de ley», precisó.

Vela agregó que el proyecto consta de dos partes. «El proyecto de ley contiene una reforma tributaria y laboral que esperan cinco millones de desempleados en el país, lo que es la prioridad del Gobierno. No es posible que el país transite por una senda donde no todos los ecuatorianos tengan un trabajo ordinario. Será enviado como económico urgente».

Al momento, la Asamblea discute la proforma presupuestaria de 2021. Sobre el tema, Vela indicó que «la Proforma presupuestaria de 2021 es, de acuerdo a los tiempos, la proforma del anterior gobierno. Ya se ha ejecutado en su mayor parte y con ella analizaremos el presupuesto de 2022. Si se cierran y devuelven la propuesta nos quedan pocas opciones».

100 días

Vela expresó que los problemas que debe resolver el gobierno actual vienen desde los 14 años anteriores y que tomará tiempo.

«Durante los 100 primeros días los gobiernos tienen una especie de luna de miel. Como es lógico todavía que el gobierno solucione problemas que vienen desde hace 14 años principalmente que no nos han llevado por el camino correcto. Desde 2014 con la última crisis del . Nadie tiene una varita mágica para resolver todo en 100 días», sentenció.

Lo último