CONAIE: “Esta proforma es peor; mantiene los errores e incluyó la privatización de empresas públicas”

Quito, 18 nov (La Calle).- La CONAIE advierte que la Proforma Presupuestaria 2022 afecta el núcleo de los derechos económicos y sociales, como el acceso y la calidad de los servicios de salud y educación.

La organización social argumenta que el Gobierno de Guillermo Lasso insiste en implementar austeridad fiscal para los humildes, pero tolera los privilegios fiscales para los acaudalados. Por ejemplo, con la falta de regulación de la evasión y la elusión tributaria.

Rechaza el recorte de USD 130 millones de dólares para la educación universitaria y explica que existen, además, reducciones que afectarán a la Educación intercultural Bilingüe, perjudicando a la juventud de los pueblos y nacionalidades.

«También rechazamos enfáticamente que se recorte USD 291 millones para la salud, cuando todavía no terminamos de superar la pandemia de la COVID-19 y, además, cada vez se deterioran más los servicios de la red pública, con meses de espera para acceder a una consulta médica, falta de medicamentos y mala atención», indica en un comunicado.

La CONAIE reitera que es inaceptable que el Gobierno argumente el menoscabo de recursos para financiar los servicios públicos, que garantizan derechos, cuando al mismo tiempo, Guillermo Lasso y los grupos económicos están vinculados a paraísos fiscales que significan evasión de impuestos.

«Antes, ya habíamos observado los problemas de la presentación de la primera Proforma Presupuestaria 2022, que finalmente fue devuelta por la Asamblea Nacional. Sin embargo, esta Proforma es peor, porque mantiene los mismos errores y además incluye la privatización de empresas públicas, que son el patrimonio de todos los ecuatorianos y ecuatorianas», puntualiza.

La CONAIE subraya que es primordial que las organizaciones sociales, sectores de trabajadores y la ciudadanía defiendan las empresas públicas, que intentarán ser repartidas por los acuerdos internos de la oligarquía.

«Así se intentarán privatizar: el Banco del Pacífico, la Hidroeléctrica Sopladora, Refinería de Esmeraldas, Termogas Machala y la Terminal Marítima Monteverde. Insistimos en fortalecer la unidad organizativa plurinacional y popular, que impida la devastación social y económica que atraviesa el pueblo ecuatoriano por la implementación despiadada de las políticas neoliberales conducidas por la banca y el FMI», advierte.

Lo último