Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Comandante de Esmeraldas culpa a las familias de los problemas de la provincia

Quito, 14 abr (La Calle).- El comandante de la subzona 8 de Esmeraldas, Javier Buitrón, lanzó un cuestionable comentario en una reunión de seguridad que mantuvo con los habitantes del sector. Videos que circulan en redes sociales muestran cuando el servidor sugirió que los problemas que atraviesa la provincia verde son responsabilidad de las propias familias.

Además, señaló que los estudiantes deberían portar chalecos antibalas dentro de las instituciones. Ante estas declaraciones, los padres de familia reprocharon estas conductas de quienes deberían resguardar la seguridad de los ciudadanos.

“Cómo le explico a un niño de cinco años que ya no va a llevar su lonchera, pero sí un chaleco antibalas”, dijo una madre de familia.

Además, Buitrón cuestionó que los padres de familia no “participan del cudiado de los menores”. Según el agente, las cabezas de hogar no debrían esperar a que la Policía responda por su seguridad y tendrían que tomar acciones.

“Los propios padres deben ciuidar a sus hijos con los chalecos, algo que ya se ha implementado en otros lugares. No nos quejemos y colaboremos. No seamos cómodos”, refirió.

Respuesta del Gobernador

Ante la conmoción que generó el video en redes sociales, Erazo a través de Twitter señaló que hay una descontextualización y mala interpretación del mensaje que enviaron. También, aseguró que junto a la Policía se comprometieron a brindar seguridad al campus universitario.

Según el gobernador, tiene a 320 uniformados vigilando los eventos que se llevarán a acabo en la provincia. Sin embargo, se comprometió a destinar “un patrullero” para la guardia en el campus universitario.

Esmeraldas de terror

Esmeraldas en los últimos días fue el blanco de varios atentados y asesinatos. El pasado 7 de abril, pescadores encontraron los cuerpos de tres jóvenes en la orilla de un río cercano a la parroquia de Malimpia.

Las jóvenes oriundas de Santo Domingo fueron identificadas como Nayeli Tapia, Denisse Reyna y Yuliana Macías. Su familiares reportaron su desaparición desde el 4 de abril.

El 11 de abirl cerca de quince sujetos armados irrumpieron en el puerto pesquero artesanal de Esmeraldas y abrieron fuego contra los presentes.

Según la policía, esta masacre dejó nueve muertos, por lo que Buitrón informó que activaron los protocolos para seguir a la embarcación y dar con el paradero de los antisociales. (N.J.C)

Publicidad