Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Coincidir: cuando el cosmos y tú deciden tener una cita

Hoy, como todos los jueves, deberíamos estar preparados para unir nuestros corazones con poesía y la mejor música de nuestro planeta natal en el Rompecabezas de toda la vida. Pero no, el Freddy en esta ocasión se fue a volver, decidió tomar un viaje revolucionario y se encuentra en un congreso de poesía en Cuba. ¡Qué dramático! Sin embargo, no se preocupen, porque aquí está el buen amigo Big, sí, el pana que le hace los controles en el programa, aquel personaje detrás de la ventana mágica que, de vez en cuando, deja caer alguna joyita por este espacio.

En honor a todas esas canciones llenas de poesía que compartimos en Rompecabezas, me aventuraré nuevamente a escribir fuera de mi zona de confort y trataré de analizar y profundizar en la canción “Coincidir”, escrita por el maestro Alberto Escobar, pero yo la conocí gracias a la versión de Mexicanto. ¡Agárrense fuerte, que esto va a ser un viaje emocionante!

¿Listos? ¡Pues empecemos a desentrañar esta maravilla musical!

Mexicanto – Coincidir [Official Audio HD]

Bueno, vamos a ser claros desde el principio: todos hemos tenido esos momentos de “¡Guau, qué coincidencia!” cuando algo inesperado sucede. Pero seamos sinceros, pocos lo han expresado tan elocuentemente como los caballeros Alberto Escobar y Raúl Rodríguez. Y sí, les estoy hablando de “Coincidir”, esa melodía que deja al descubierto nuestras sorprendentes colisiones cósmicas.

¿Alguna vez se han detenido, en medio de sus ajetreados y triviales días, para considerar el milagro cósmico de simplemente “coincidir”?

Pues sí, mi pana, mientras tú te asombras de encontrar al pana en el supermercado (vamos, sabes que ambos compran las mismas galletitas sin gluten cada semana), Escobar nos lanza esta joya poética sobre ser vecinos del universo. ¡Qué modesto! Mientras que la mayoría se maravilla por coincidir con un amigo en un café, este hombre habla de coincidir a través de siglos y mundos. Un poco exagerado, ¿no? Pero en su exageración, ahí está la belleza poética.

¡Espera un ratito! ¿Estás mirando las estrellas intentando atrapar alguna en plena floración? ¡Buena suerte con eso! Aunque, te seré sincero, yo preferiría algo distinto. Si tuviera que atrapar una estrella cada vez que alguien habla de coincidencias, no solo tendría un puñado de soles, sino que muy probablemente acabaría arruinando alguna constelación. ¿Y qué me dicen de esas margaritas galácticas? ¿Me quiere? ¿No me quiere?

Esta letra se propone recordarnos que, en medio de este vasto universo, aquí estamos, chocando estelarmente, como dos asteroides con una cita predestinada. Ahora, no me vengan con esas “Diosidencias” (por cierto, qué palabra tan terrible). Pero, no puedo evitar sonreír con la idea de que, según Escobar y Rodríguez, “coincidencias” podría ser el pasatiempo favorito de alguna deidad de allá arriba. O quizás solo están siendo poéticos, ¿quién sabe?

Hay algo lindo que quiero resaltar aquí. La letra de esta canción nos invita a considerar las pequeñas probabilidades que se esconden detrás de nuestras conexiones humanas, presentándolas como auténticos milagros. Es una visión humilde y, a la vez, grandiosa de nuestra existencia.

Ahora, terminando esta reflexión, solo puedo decir: de todas las canciones que podría haber analizado hoy, de todos los temas que podrían haber cruzado mi mente, y de todos los cafés que podría haber tomado… Escogí esta. ¿Coincidencia?

Así que la próxima vez que sientas que el universo conspira en tu contra o a tu favor, recuerda que tal vez solo está jugando a su juego favorito. Y si no estás seguro de qué pensar sobre todo esto, te sugiero que escuches “Coincidir”. Porque, aunque quizás no encuentres respuestas, al menos tendrás una melodía hermosa rondando en tu cabeza. Gracias por esa, Escobar y Rodríguez. Gracias por la interpretación, Mexicanto ¡Qué coincidencia!

Ahora, te invito a que no solo oigas esta joya musical, sino que la escuches con toda tu atención. Permítete sentir cada palabra de la melodía. ‘Coincidir’ no es solo una canción, es una experiencia. Sumérgete en ella”.

¡Y salud por esas coincidencias que, al final, no son más que un chiste cósmico!

DP

Publicidad