Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Club de abogados respalda al agresor de Naomi Arcentales

Quito, 20 dic (Radio la Calle). – Tras la muerte de Naomí Arcentales, su madre y hermana hicieron públicas las conversaciones de Naomí con su «novio» Juan Carlos Izquierdo. Además, se viralizó un video donde se lo muestra agrediendo a Naomí.

Ante estos hechos, las redes sociales se activaron exigiendo que se investigue la muerte de la jóven manabita, así como la vinculación del abogado con su muerte. Los chats y el video publicados muestran que Izquierdo agredía constantemente a su pareja de forma física y psicológica.

El caso fue tendencia en redes, y ante ello, el Club de Abogados del Cantón “El Carmen” publicó un comunicado donde expresaron su apoyo a Juan Carlos Izquierdo. Los abogados aducen un «linchamiento mediático», contra su colega.

En el escrito, «piden que se respete el duelo de Izquierdo y que no circulen información errónea del caso hasta que la Fiscalía General del Estado (FGE) aclare los hechos ocurridos y proporcionen las declaraciones finales».

Asimismo, Izquierdo publicó un video argumentando que, siguiendo el marco constitucional, debe mantenerse su estatus jurídico de “inocencia”, porque el informe preliminar de la muerte de Naomi Arcentales apunta a un suicidio.

Pronunciamiento oficial

El presidente Guillermo Lasso, a través de su cuenta de Twitter, indicó está seguro de que se actuará con contundencia. «No solo en este caso que ha conmovido al país. Por cada niña y mujer que ha sido y es víctima de hechos violentos. Parar la violencia es compromiso de todos», escribió.

Se solidarizó con la familia de Naomí e hizo un llamado a las instituciones pertinentes, para que brinden reparación y develen la verdad. «A su familia: lamento mucho esta dolorosa pérdida. Pido a Dios que la tenga en su gloria y que descanse en paz», mencionó.

Lo último

Lasso le pone peros al caso Bernal

Quito, 7 oct (La Calle).- La madre de María Belén Bernal, Elizabeth Otavalo asistió a la tercera sesión de la Comisión creada por el asesinato...