Quito, 11 nov (La Calle).- Javier Martínez, ex gerente de Correos del Ecuador, afirmó que la clausura de la empresa pública es parte de la receta neoliberal del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la que accedió el país durante la administración del exministro de economía Richard Martínez.

«El FMI está imponiendo decisiones al gobierno ecuatoriano. El cierre de Correos del Ecuasor responde a los multilaterales. Si fuera por problemas económicos, esta empresa no ha generado déficit. La empresa Correos puede financiar sus egresos. No ha tomado dinero del Estado. Así lo establece el artículo 77 de la Constitución. Los gastos de Correos del Ecuador se financian por sus propios servicios postales», dijo durante una entrevista con Radio La Calle.

El ex miembro de la empresa aseguró que Correos del Ecuador sigue funcionando hasta la actualidad. Según manifestó, previo a que se liquide la organización se debe garantizar el servicio a un nuevo operador. Hasta el 6 de noviembre, el Ministerio de Telecomunicaciones no delegó ninguna función. «Correos del Ecuador debe seguir funcionando porque es la única empresa que garantiza este servicio», añadió.

Situación actual de la empresa

El exgerente aseguró que la empresa tiene la mayor infraestructura y tecnología del país. En lo que refiere al negocio postal, Martínez recordó que el gobierno anterior invirtió USD 20 millones para potenciar a la empresa pública.

«No sé debería cerrar la institución. Se diseñó y se construyó dos galpones para que funcione el proceso postal para que exista a gran escala y se pueda desarrollar los procesos de distribución», señaló.

Un servicio postal universal

La empresa está en capacidad de prestar el servicio postal universal, según el exgerente. «Correos del Ecuador presta un servicio que se adapta a las necesidades de la ciudadanía. Los envíos cuentan con tarifas económicas a diferencia de otras empresas», indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *