Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Caso Museo de Carondelet: Presidencia habría denunciado a exfuncionarios como represalia

Quito, 18 jun (La Calle).- Presidencia demandó a ocho exfuncionarios por el presunto delito de peculado relacionado a un supuesto cobro indebido de viáticos, sin embargo, los procesados consideran que esta denuncia es producto de una represalia por advertir sobre la apropiación indebida de los objetos del Museo de Carondelet. 

El pasado 17 de junio se efectuó la audiencia de formulación de cargos en contra de los exfuncionarios de Presidencia. La jueza Paola Campaña dispuso la presentación periódica cada 30 días, la prohibición de salida del país para todos los procesados y el inicio de la instrucción fiscal por 90 días.

”Es una clara retaliación por haber constituido el Sindicato de Trabajadores de la Presidencia, pero sobre todo porque quieren perseguir y desacreditarle a la anterior Directora Cultural que denunció la desaparición de los objetos del museo de la Carondelet”, dijo el abogado de dos de los exfuncionarios implicados en el caso.

La acción legal se interpuso durante la administración del expresidente Guillermo Lasso y sigue en trámite en los juzgados. Según el acta de audiencia, uno de los procesados murió con Covid-19 debido al contagio en una de las comisiones, en este sentido, la defensa desmintió que el servidor no haya cumplido con su trabajo y pidió que revise el reglamento de viáticos.

Además, dos de los denunciados fueron despedidos de Presidencia y la exdirectora del Museo de Carondelet, Alexandra Cepeda, quien denunció lo ocurrido con las piezas de Carondelet durante la presidencia de Lenín Moreno, ahora está fuera del país.

¿No hay delito?

Según el abogado Andrade, no hay perjuicio económico ya que algunos de los procesados ni siquiera cobraron los viáticos. Asimismo, el pago del concepto de viáticos de los ocho acusados no pasaría de los USD 4.000 entre todos por lo que se pudo considerar una falta administrativa o a lo sumo una glosa.

Dos de los acusados declararon que la acusación es maliciosa y temeraria, también resaltaron que no se aprovecharon de los recursos públicos, más bien confesaron que Presidencia les adeuda rubros.

Este medio de comunicación solicitó una entrevista con la secretaria administrativa de Presidencia, Marissa Pendola, sin embargo, seguimos a la espera de una respuesta.(AGM).

Publicidad