Quito, 14 jul (La Calle).-  El expresidente Rafael Correa indicó que los jueces del Caso Balda contra el exsecretario de Inteligencia, Pablo Romero. En lo referente a ese juicio, el expresidente afirma que «no le permitieron dar su testimonio en la audiencia de juicio».

“Hoy continúa audiencia del Caso Balda contra Pablo Romero. Pablo pidió mi testimonio, y yo gustoso acepté. Fiscalía se opuso y jueces acaban de negar mi testimonio ¿Qué temen? ¿La verdad? La “justicia” ecuatoriana por los suelos. El “caso” es una farsa y Balda un farsante”, escribió el exmandatario en un tuit.

Correa agregó que tanto la Fiscalía como Balda y su defensa se opusieron a su declaración. “Le temen a la verdad. Saben que se les cae el show”, expresó.

La audiencia de juicio llegó a su recta final. Ambas partes presentaron sus alegatos finales. Fiscalía pidió la máxima pena para Romero, la reparación a la víctima y el pago de la multa correspondiente. Además solicitó la publicación de la sentencia en un medio de alcance nacional y las disculpas ante un juez.

Orden del Gobierno

En febrero de 2020, Pablo Romero ex secretario de inteligencia (SENAIN) fue extraditado desde España por su supuesta participación en una orden de secuestro a Fernando Balda. Orden que, según los demandantes, vino del expresidente Correa.

El pasado 6 de julio, Romero, que en un principio se acogió al silencio, indicó que el gobierno de Moreno ordenó su implicación en este caso. “El 22 de junio de 2018 se reúnen, en Madrid, Santiago Cuesta y mi abogado. Y le ofrece que confirme lo que dijeron los cooperadores eficaces. Y me ofrece una sentencia de tres meses», señaló Romero en la audiencia.

Los cooperadores eficaces son los exagentes de la SENAIN, Raúl Chicaiza, y Diana Falcón, con una condena desde marzo de 2019 como autores del supuesto secuestro de Balda.

No hubo secuestro

El 22 de junio, apareció una entrevista en diario colombiano El Tiempo, donde el general de la Policía Jorge Vargas indicó que ni la Dirección de Inteligencia de Colombia ni él tuvieron participación en el presunto secuestro de Balda.

“No es cierto que yo haya participado en un hecho criminal como esta persona ha venido afirmando durante un tiempo. Él ha indicado que el presidente Juan Manuel Santos dio unas instrucciones a la Policía Nacional, (para facilitar su secuestro), pero eso no es así”, señaló.

Vargas agregó que el mayor Rommy Vallejo, funcionario de la dirección de Inteligencia de la Policía de Ecuador en 2010, solicitó la ubicación de Fernando Balda para que fuera capturado en Colombia.

“No sé porque él hace esas afirmaciones. Son hechos que no están procesados judicialmente ni en Colombia ni en Ecuador […] No, yo con él nunca he hablado. Y los hechos que estoy narrando, son los mismos que aporte a la Fiscalía (de Colombia) hace unos dos años”, indicó el agente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *