Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Casi 5 mil muertes violentas y un país colapsado, pero Bernal asegura que el Gobierno deja un país mejor

Quito, 20 oct (La Calle).- El ministro de Inclusión Económica y Bienestar Social, Esteban Bernal, aseguró que el gobierno de Guillermo Lasso “deja un mejor país del que recibió en 2021”.

Al parecer, Bernal “podrá dormir tranquilo”, pues según él, tiene la conciencia limpia de haber entregado todo por el Ministerio y el Ecuador.

“Pueden sentar aquí en frente a quien quieran que yo lo debatiré con datos, pues esta es una nueva realidad”, apuntó en Radioi99.

Las cifras demuestran una realidad muy diferente a la soñada por el ministro. Ecuador en 2021 alcanzó un total de 2.131 asesinatos a nivel nacional, mientras que, el 2022 -uno de los periodos más sangrientos para el país- terminó con 4.632 . Sin embargo, en el tercer trimestre de 2023 se registró 4.835 muertes violentas, de esas 232 fueron menores de edad.

Ante la ola de violencia desatada en las calles del país, el gobierno justificó su inoperancia con que todas las cifras “responderían a problemas entre bandas delictivas”. No obstante, para los analistas, a más de la indumentaria a la Policía Nacional, es necesario que las autoridades implementen políticas públicas que garanticen las condiciones de vida.

Los sectores más golpeados

Desde el 2021, los sectores de salud y educación son los que más reducciones presupuestarias han tenido. El presupuesto con Lasso ha tenido una variación similar a la de una montaña rusa. A eso se suma las intenciones -al igual que su antecesor Moreno- de reducir el dinero a las universidades públicas.

La última “obra” fue enviar un decreto a la Corte Constitucional (CC) que fue rechazado y considerado inconstitucional por atentar contra al principio de no regresión.

En cuanto a la salud, cientos de ciudadanos denunciaron que en los hospitales y casas de salud no hay gasas, torundas de alcohol y los insumos básicos para realizar procedimientos médicos. En el mismo decreto, el mandatario pensaba desentenderse de la atención a enfermedades catastróficas de los afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Utopía económica

Lasso y su ministro de Economía, Pablo Arosemena, también mencionó que se entregará una economía mejor de la que recibieron. Sin embargo, los economistas Jonathan Báez y Segundo Camino recalcaron que ese mito solo es cierto cuando se compara con las cifras actuales con la pandemia por covid-19.

“Lo ideal sería comparar la economía con los datos anteriores a la pandemia, en donde, incluso, los precios del petróleo eran similares a los que tenemos ahora”, dijo Camino a Radio La Calle.

Por su parte, el economista Báez manifestó que a Arosemena le faltó presentar los datos de pobreza y gasto social. Para él, el único foco de preocupación de este gobierno es no intervenir en la economía.

Actualmente, la población de escasos recursos llega al 30 % y solo el 35 % de los ecuatorianos tiene acceso a un empleo adecuado; aunque el régimen subió a USD 450 el salario básico unificado, la canasta básica está en USD 782,34.

Publicidad