Julian

Quito, 27 sep, (La Calle). El ecuatoriano Richard Carapaz fue el mejor latinoamericano (ubicación 22) en el mundial de ciclismo que ganó el frances Julian Alaphilippe.

Segundos antes de la escapada que le permitió al nuevo campeón del mundo alcanzar la punta del pelotón de ciclistas que competían en el campeonato mundial de la UCI, modalidad ruta, se lo pudo ver a la cola.El francés parecía resignado. Sin embargo, en ciclismo, las historias no se cortan a la mitad.

“Lulu” aprovechó los repechos de Mazzolano y Gallisterna para proyectarse a la punta, a dos vueltas del recorrido por el cirtuito de Imola. Trayecto en que otro francés, el piloto Alain Prost se alzara con la bandera a cuadros en 1994.

El principal referente del equipo Deceuninck-Quick Step, comenzó a acelerar, hasta obtener unos 15 segundos sobre el grupo de seguidores en el que destacaba el el suzo Marc Hirschi y el belga Wout von Aert, quien terminó finalmente en el segundo lugar. Otro grupo de favoritos, en el que aparecían: el polaco Michal Kwiatkowski, el esloveno Roglic y el español Valverde, debieron resignarse.

Carapaz hizo su aparición

Faltando poco más de 16 kilómetros, el grupo perseguidor, en el que se encontraba Richard Carapaz perseguía a un inspirado Tadej Pogacar, que adelantó su escapada cuando restaban 30 kilómetros de los más de 258 del circuito italiano.  Apareció un combativo Tom Dubolin, para llevar al grupo a un nuevo estado.

Absorbieron a Pogacar. Fue entonces que el grupo perseguidor se rompió y Carapaz pudo, por fin, liberarse de la presión de los equipos franceses y eslovenos. Luchaba solo, sin sus coequiperos: Cepeda y Caicedo, quienes simplemente no resistieron el trajín y, al punto, que no terminaron. Carapaz surgía del grupo y volvió a ser alcanzado en al menos dos ocasiones, hasta la escapada de Alahilippe cuando restaban menos de 15 kilómetros para la llegada. Llegó a la meta en el tercer grupo, en la ubicación 22. Fue el latinoamericano mejor ubicado, a solo dos ubicaciones de un destacado también Rigoberto Urán.

De esta forma se cerró una de las mejores participaciones de un equipo ecuatoriano en un mundial de ruta profesional. Carapaz ratifica estar entre los mejores del mundo, aunque no tenga en su equipo o en la selección nacional, de los acompañantes adecuados para enfrentar los desafíos de las carreras de ruta más importantes del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *