Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Canciller Sommerfeld sobre Abad: “Debería ser agradecida”

Quito, 21 may (La Calle).- La canciller ecuatoriana, Gabriela Sommerfeld, se refirió al conflicto entre el presidente y la vicepresidenta. Para la funcionaria, Verónica Abad debería ser agradecida, pero en vez de eso, actúa en contra del país.

“Es un acto de deslealtad. No solamente con el presidente y el gobierno sino con todos los ecuatorianos. No sé qué parte de la Constitución no se entiende, la constitución es clara y le da la potestad al presidente de determinar las funciones que debe desempeñar la vicepresidenta“, dijo en entrevista con Radio Sucesos.

Por ello – dice la canciller – el presidente decidió, vía decreto, que Abad ocuparía el puesto de embajadora de Ecuador en Israel. “Alto honor para cualquier ecuatoriano ser jefe de misión en un país, donde tradicional e históricamente se mantienen buenas relaciones y hay cooperación en diversos temas. En vez de ser agradecida y ejercer las funciones para las cuales la designaron, está todo el rato actuando en contra del Ecuador y cuestionando esta decisión“.

De acuerdo con Sommerfeld, existe una práctica histórica en la que los embajadores no se pronuncian sobre asuntos del Ecuador. “Enviamos cartas a la vicepresidenta mencionando que no puede expresarse sobre asunto del país desde Israel, pero hizo caso omiso”, añadió.

La canciller expresó que en la Ley de Servicio Exterior se estipula que se debe promulgar una imagen positiva del Ecuador en los lugares de las misiones. Cancillería envió una nueva carta al respecto.

¿Qué dice la vicepresidenta?

La vicepresidenta ha otorgado entrevista a medios de comunicación nacionales e internacionales para hablar respecto a su papel en el gabinete. Si el presidente la calificó de desleal, ella ha utilizado la misma etiqueta para él. “Acordamos cumplir un proyecto político y ese proyecto ha sido traicionado. (…) Necesitábamos colocar ideas y proyectos, que es lo que me he preparado en política pública. Nos conocimos cuando él era asambleísta. Pertenezco a la sierra de nuestro país hermoso, Ecuador, y en esa región ganamos. Pero no ocurrió así en la costa ecuatoriana”, le dijo a diario El País.

Agregó que sufre de violencia política, hostigamiento y maltrato continuo por parte del Gobierno. “El hostigamiento y la persecución política es muy clara. No hablo de algo que creo: está pasando. Ecuador tiene que reaccionar ante este atropellamiento. Tenemos una Constitución que hay que respetar. Estoy aquí porque el pueblo ecuatoriano me dio el derecho a ser vicepresidenta”.

Para la vicepresidenta, el decreto que la nombró embajadora es una forma de destierro. “Hasta este momento no hemos tenido funciones específicas, porque declarar a una vicepresidenta con figura de embajadora nunca ha existido. (…) Siguen intentando destituirme a través de una denuncia en el Tribunal Contencioso Electoral, con pruebas ridículas. Estoy esperando hasta que me declaren persona non grata. No sé qué más quiere intentar Noboa. Quizá mandarme a la Antártida, como ha dicho“.

Sobre el pedido de abstenerse de sus opiniones sobre el país, Abad indicó que es una forma de violencia política. “Tengo la obligación de hablar con los ecuatorianos, pero dos veces me han mandado callar para que no hable y no dé declaraciones. Es una violencia política, en lo emocional y psicológico; quieren acabar con mi moral y mi decencia”. (MIB)

Publicidad