Rafael Correa, expresidente del Ecuador. Foto: Nodal. / Interpol

Quito, 9 oct (La Calle).– Bélgica no permitiría que el expresidente Rafael Correa (2007-2017) sea capturado. Esto en caso de que la Interpol acepte el pedido de difusión roja realizado por la justicia ecuatoriana, dijo a la agencia Sputnik el abogado, Fausto Jarrín.

Desde que dejó la Presidencia, el expresidente Rafael Correa hizo de Bélgica su nuevo hogar, desde el cual ha intervenido tanto en la política ecuatoriana, como en el espectro académico.

   «Bélgica no permitiría que se atropellen las garantías de un conciudadano europeo. Es padre de ciudadanos belgas y casado con una ciudadana de ese país, » , dijo Jarrín.

El sistema judicial ecuatoriano oficializó el pedido de notificación roja de Interpol en contra de Correa y otros sentenciados en el caso conocido como Sobornos 2012-2016.

Dicha acción implica que en las próximas horas se hará una solicitud a las fuerzas del orden de todo el mundo para detener a los sentenciados.

Los involucrados fueron acusados de formar parte de una estructura de corrupción. Instituciones del Estado entregaron contratos a cambio de recursos para financiar campañas políticas de Alianza País (AP), señala la Justicia Ecuatoriana».

La negativa de Interpol

El abogado del expresidente dijo, en diálogo con Sputnik, que Interpol se va a negar al pedido de la justicia como lo hizo en dos ocasiones anteriores.

  «Es cuestión de que revisen las primeras líneas de la sentencia. Es una barbaridad en la que suscribieron los jueces y el absurdo procesal que impulsó la Fiscalía «, explicó.

En el proceso de casación rompió todos los récords de tiempo y que en la sentencia se habló de «influjo psíquico», a través del cual el expresidente irradiaba la intención de cometer delitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *