RADIO EN VIVO

Radio en Vivo

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Barrios de Guayaquil están destruidos y la Alcaldía no hace nada

Quito, 21 feb (La Calle).- Habitantes de distintos barrios y urbanizaciones de Guayaquil reclaman a la Alcaldía que los espacios públicos de sus vecindarios están acabados y destruidos. Sin embargo, nadie en la Municipalidad atiende sus pedidos. Ni la alcaldesa Cynthia Viteri ni los concejales del cabildo porteño se pronuncian ante sus ciudadanos,  informó diario Expreso.

Decenas de residentes han enviado oficios a las autoridades de la Alcaldía; algunos a diario y durante más de una década. Asimismo, han hecho plantones y han acudido a los medios de comunicación para que algún funcionario responda a sus llamados. Todo ha sido en vano.

Aceras agrietadas, calles partidas, bordillos rotos, paredes deterioradas, cables colgados y la falta de áreas verdes son algunas de las quejas de los moradores de Urdesa, Cumbres Bajas de Los Ceibos, Samanes 4, Garay, Belo Horizonte y Vía al Sol.

Cumbres Bajas de Los Ceibos

Según recoge Expreso, los habitantes de laradio ciudadela Cumbre Bajas de Los Ceibos están expuestos a la insalubridad de una zanja que atraviesa el vecindario. Por allí circulan aguas fétidas que han dañado el suelo y las paredes de algunas viviendas.

Los residentes han solicitado durante al menos tres años la “construcción de un ducto cajón que evite que las aguas del canal que atraviesa su vecindario se salgan, continúen rompiendo las aceras, generando mal olor y dando cabida a roedores y hasta delincuentes, que se hospedan en el lugar cuando el canal está seco o con poca agua”, reseñó el medio.

“Quisiera saber por qué la alcaldesa Viteri no se apersona en este tema. Por qué nos ignora, por qué nos abandona y no le importamos”, señala Marcelo Martínez, presidente provisional de Cumbres Bajas de Los Ceibos.

Urdesa

En el barrio Urdesa, los moradores están “desmotivados y arrepentidos de haber regalado sus votos a las autoridades”. Los vecinos consideran como “negligencia municipal” la falta de acción de la Alcaldía. Ellos reclaman que “las paredes están carentes de mantenimiento (…) por el abandono de las calles llenas de cráteres y el peligro de las aceras, en las que no se puede, sin peligro, caminar”, apunta Expreso.

Se quejan de las promesas incumplidas del Municipio. Por ejemplo, mencionan, la reconstrucción de calles, aceras y bordillos de la avenida Jorge Pérez Concha.

“En Urdesa no se ha hecho nada, estamos alarmados al ver cómo la alcaldesa está dejando morir el barrio, nuestros reclamos (oficios con firma y fotos) no son respondidos”, dice Laura Gómez, habitante del sector.

Vía a la costa, Samanes 4 y barrio Garay

En la vía a la costa, los moradores se quejan porque no saben cuándo el Cabildo asumirá la competencia de la carretera. Ninguna autoridad ha respondido por la construcción de pasos peatonales, mantenimiento de árboles, la ciclovía y la edificación de un parque público, que hasta el momento no hay.

“A la vía a la costa le falta orden, control, parques, espacios vecinales para los niños y las mascotas (…) urge tener una mejor ciclovía, vías alternas de acceso y una biblioteca”, expresó Paúl José Palacios, vecino de Belo Horizonte.

En el barrio Garay, las aceras son estrechas y están muy agrietadas. No han sido intervenidas en décadas. Las calles con huecos, la escasa iluminación, la falta de rampas y la pérdida del espacio público, recoge el medio, son problemas para sus vecinos.  

Lo último