Quito, 16 sep (La Calle). – Eliseo Azuero recibió supuestas coimas por la fiscalización al Hospital de Bahía de Caraquez y el Hospital de Pedernales, obra inconclusa. Así lo aseguró el exasambleísta morenista Daniel Mendoza.

Mendoza es uno de los procesados por el delito de delincuencia organizada en la fallida construcción del hospital.  Esta es la tercera ampliación de su versión ante el fiscal Xavier Rosero.

Acercamiento

Un primer acercamiento entre Azuero y Mendoza se da por Franklin Calderón. Este último le solicitó, a  Jean Carlos Benavides (exasesor de Mendoza) que contacte a René Tamayo, director del Servicio de Contratación de Obras. La razón era la adjudicación de la fiscalización del Hospital de Pedernales.

“La propuesta del ingeniero Calderón incluía un monto de dinero que no recuerdo con exactitud si era $ 300.000 o $ 350.000 y que Franklin Calderón propuso se le ofreciera una parte para Eliseo Azuero y otra parte para el movimiento político Mejor, del cual Jean Carlos Benavides es secretario ejecutivo y yo soy miembro”, dijo Mendoza.

Azuero aceptó el trato y empezó a contactarse con Mendoza. “El Secob era una institución de ámbito nacional con obras en todo el país. Esta institución fue entregada a Eliseo Azuero en representación de su bancada BADI”, agregó el exasambleísta.

Presiones

Mendoza agrega que Azuero lo presionó para la efectivización del pago de la coima. “Me solicitó ayuda para poder efectivizar lo que el contratista le estaba entregando por concepto de pago de coima para él y los integrantes de su bancada legislativa. Él aclaró que utilizaba a Jorge Jalil y otras personas para cumplir con esas entregas de dinero a sus colegas de bancada”.

El exlegislador indicó que ese momento se estaba tramitando una Ley Económica Urgente en la Asamblea. “(Azuero) intentaba presionarme para que lo ayude con la efectivización de dicho cheque o él y sus compañeros de bancada no votarían a favor del proyecto de ley”.

Efectivización de la coima

Benavides también rindió testimonio e indicó que pidió ayuda para sacar el dinero

“A Miguel Ganchozo, mi vecino y amigo, le pedí que me hiciera el favor de darme cobrando un cheque de USD 40.000, yo tenía USD 400.000 divididos en 10 cheques”, expresó. 

 “En total en mi poder tenía 10 cheques de USD 40.000, de los cuales dos cobró Miguel Ganchozo; dos me incautaron el día de mi detención y seis cheques quedaron a mi recaudo y fueron entregados a Fiscalía. Esos cheques eran del Consorcio Pedernales y me los hizo llegar el señor Franklin Calderón a Daniel y a mí para que se puedan cobrar en BanEcuador, ya que su gerente Galo Fernández era cuota política nuestra”, añadió.

Finalmente, Benvides entregó el dinero en el domicilio de Azuero en el Valle de los Chillos. El pasado 8 de septiembre, Azuero renució a su curul por medio de una carta dirigida al presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo. La decisión aparece después de que una Comisión Multipartidista de Investigación recomendó su destitución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *