Quito, 30 sep (La Calle). – Aún en el marco de la pandemia, la presión de las entidades financieras no da tregua. Denuncias ciudadanas sobre irregularidades en el cobro de deudas por parte del sistema financiero, motivaron que, en sesión virtual de este 29 de septiembre, la Asamblea exija la comparecencia de las superintendentas de Bancos y de Economía Popular y Solidaria.

La propuesta

Alberto Arias, asambleísta de Alianza País, propuso la resolución para que el Pleno de la Asamblea pida la comparecencia de las representantes del sistema financiero. Según Arias, aunque la Ley Humanitaria motiva la reprogramación de las deudas, “la gran mayoría de instituciones financiera, publicas y privadas, quieren hacer caso omiso de la ley”.  De los 2.919 casos de irregularidades en el cobro de deudas, 1.935 corresponden a la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria y más de 700 a la Superintendencia de Bancos.

“Esto muestra que se está haciendo lo contrario a lo que dice la ley” mencionó Arias. Su solicitud está orientada a que la comparecencia de las superintendentas brinde respuestas a los transportistas. Según Arias, ellos son las principales víctimas del sistema financiero.

El debate

Marcelo Simbaña, asambleísta por Imbabura, apoyó la resolución de Arias. Sin embargo, insistió en no limitar el tema al gremio de los transportistas. Simbaña propuso abarcar a todos los sectores sociales. Javier Cadena, asambleísta del Carchi, criticó la Ley Humanitaria y su contenido. “Lindo, pero mentira”, criticó Cadena. Además, propuso la comparecencia de todos los miembros de la Junta Monetaria y Bancaria. Otras voces sumaron su petición de pedir la comparecencia del Ministro de Finanzas, Richard Martínez.

Pabel Muñoz, en nombre de la Revolución Ciudadana, afirmó su apoyo a la resolución. Sin embargo, manifestó su extrañeza al respecto de la propuesta, pues, a decir de Muñoz, resulta extraño que sea un asambleísta gobiernista quien pida frenar los beneficios que el Gobierno da a la banca. También reconoció que las irregularidades en las tasas de interés se amparan en la misma Ley Humanitaria, cuya base para la reprogramación de deudas era el libre acuerdo entre partes. “No miren para otro lado, eso es parte de los que ustedes aprobaron” reclamó Muñoz.

¿Qué dice la Ley Humanitaria?

Además de la fuerte reforma laboral, orientada a la desregularización de las relaciones de trabajo en beneficio del empresariado, la Ley Humanitaria propone, en su artículo 12, la reprogramación de pagos pendientes con las entidades del sistema financiero. Esta ley, publicada en el Registro Oficial el 22 de junio, exige que las entidades del sistema financiero nacional “efectúen procesos de acuerdos con sus clientes para reprogramar el cobro de cuotas mensuales generadas por cualquier tipo de obligación crediticia”. (JEB).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *