Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Arte en hierro forjado: una tradición que resiste al tiempo

Anabel Marcillo, redactora

Quito, 22 ago (La Calle).- Miguel Cajamarca presentó sus trabajos en hierro forjado en la Feria de emprendedores: “El austro del país en la capital de los ecuatorianos” organizada por la cooperativa Jardín Azuayo.

Miguel Cajamarca es un emprendedor de la zona de El Tejar en Azuay. Desde hace 41 años trabaja en el arte del hierro forjado. Este último viernes durante la feria de emprendedores de Jardín Azuayo presentó parte de su trabajo. Porta llaves, porta botellas, adornos para la mesa, y herrajes-aldaba fueron parte de su exhibición, la mercancía bordeaba precios entre los 8 y 40 dólares.

Un arte que se resiste a morir

El arte del hierro forjado es algo que se ha ido perdiendo con el tiempo pero que Miguel quiere perpetuar. EL hierro es considerado un material algo burdo y carente de elegancia que, sin embargo, puede ser transformado en verdaderas obras de arte.

Miguel no solo realiza artículos para el hogar, sino que también ha trabajado en estatuas y monumentos emblemáticos de Cuenca y Azogues, como la cabeza de Vulcano, más conocido como el monumento al herrero. Esa obra la trabajó junto Douglas Fishbone, otros de sus trabajos están ubicados en la plaza del Dragón y en la plaza Cañari en Azogues.

La Musa del hierro forjado

El negocio surgió tras el desastre de “La Josefina” en Azuay. El 23 de marzo de 1993 un embalse provocado por el deslizamiento de tierra y material pétreo arraso con la zona de Paute. Cientos de personas perdieron sus casas, negocios y la esperanza.

El apoyo de su esposa fue fundamental para seguir adelante con el negocio. “Ella es mi musa, sin ella yo no hubiera incursionado en la forja de estos artículos en hierro”. Todos los artículos de Don Miguel están inspirados en situaciones hogareñas en la que se incluye su familia.

Miguel ha dictado cursos de hierro forjado desde la catástrofe, y estos le han ayudado a la gente de Paute a recuperarse de la calamidad a través de nuevos negocios.

La Feria organizada por la Cooperativa Jardín Azuayo fue un presente que la hizo esta organización austral a la capital, como una forma de presentar sus productos crediticios.

Publicidad