Arrestan a presunto violador del Colegio Dillon”, informa ministro Carrillo

Quito, 03 may (La Calle). – El ministro del Interior, Patricio Carrillo, informó que el presunto violador de una estudiante del colegio Dillon fue encontrado y detenido en la provincia de Sucumbíos.

«La Policía y la Dinased, tras las investigaciones en Lago Agrio, Sucumbíos, localiza al sospechoso en una zona selvática que corresponde al nombre de Darwin Clever J.», explicó Carlos Cabrera, comandante general de la Policía.

Añadió que gracias al levantamiento de información se pudo encontrar al ciudadano que habría huido al ese lugar. Se pintó el cabello para pasar desapercibido por lo que se determinó su identidad a través de las huellas dactilares.

“Luego de la denuncia de violación a una estudiante del Colegio Dillon en días pasados, la Policía Nacional detuvo al acusado de este delito infame que indignó al país. Nuestro compromiso con la lucha contra la violencia hacia las mujeres es inclaudicable”, escribió Carrillo en un tuit.

En rueda de prensa, el funcionario agregó que fue un trabajo articulado entre varias dependencias del Estado. «Tras varias pesquisas e investigaciones se logró detener al presunto culpable del hecho».

Por su parte, la ministra de Educación, María Brown, agradeció el trabajo de la Policía por su trabajo. «Lo que se muestra es que el trabajo interinstitucional impide que estos hechos queden en la impunidad. Ahora solicitamos a la justicia que tramite rápidamente este caso».

La funcionaria agregó que los ciudadanos deben rechazar la violencia, por más pequeña que fuese y que todavía queda trabajo por hacer para erradicar actos de violencia sexual en lugares como las instituciones educativas. El Ministerio de Educación realiza un acompañamiento psicológico y social a la víctima y su familia.

Violación en el transporte escolar

El pasado 25 de abril, salió a la luz la denuncia de una estudiante del colegio Dillon en Quito. El chófer de la unidad de transporte escolar la habría drogado para después abusar de ella. Sus padres denunciaron también la negligencia de la rectora y otros miembros del colegio que dejaron que se fugue el sospechoso y no realizaron el protocolo para víctimas de este tipo de violencia.

En el colegio, no tomaron cartas en el asunto desde el jueves pasado cuando ocurrió el hecho. “En el Colegio dijeron que no sabían los datos ni dirección del chofer. No nos proporcionaron ninguna ayuda. Cuando llegó la policía dijeron que había que sacarle a escondidas, que el colegio no debe mencionarse”, dijo el padre de la niña a los medios.

El 26, 27 y 28 de abril, estudiantes del colegio Dillon protestaron a las afueras de la institución y del Ministerio del Educación por justicia para su compañera violentada. A las manifestaciones se sumaron estudiantes de otros colegios en apoyo. El Ministerio suspendió y pidió la renuncia de la rectora, pero aún no se han anunciado más medidas. MIB

Lo último