Quito, 12 ago (La Calle).- El presidente Alberto Fernández, en rueda de prensa, anunció este miércoles que Argentina desarrollará la vacuna contra el nuevo coronavirus y será una réplica de la vacuna de la Universidad de Oxford (Reino Unido). Este trabajo se lo realizará junto al gigante farmacéutico AstraZeneca.

El Gobierno argentino alcanzó un acuerdo para producir entre 150 y 250 millones de dosis, a un valor de venta aproximado de entre 3 y 4 dólares por unidad, para toda Latinoamérica excepto Brasil. Fernández estima que la vacuna estará disponible para el primer semestre del próximo año.

A penas esté aprobada la vacuna «se distribuirá en forma equitativa para los Gobiernos que la demanden» detalló el primer mandatario. Y Argentina junto a México, serán los países encargados de distribuir la vacuna “sin fines de lucro”.

Por su parte, el Ministro de Salud, Ginés González García, quien también participó de la rueda de prensa, dijo que en el Gobierno están «contentos y orgullosos». Y agregó: «No es fácil producir la materia prima de una vacuna de esta complejidad».

Ginés González recalcó que los primeros en recibir la vacuna serían los adultos mayores, los trabajadores de la salud y los que tengan algún tipo de patología previa.

Desarrollo de las investigaciones en América Latina

Los estudios de laboratorio para la elaboración del medicamento ChAdOx1 han superado positivamente las primeras dos fases, generando una fuerte respuesta inmune en las primeras pruebas realizadas. Esto la convierte en una de las más prometedoras del mundo.

El primer mandatario argentino, Alberto Fernández, recibió en la quinta presidencial de Olivos a los directivos del laboratorio AstraZeneca, en el mes de julio. El presidente, en aquella ocasión, dijo que su Gobierno estaba dispuesto a colaborar con el proyecto, y pidió contar con acceso a la dosis en el corto plazo, una vez que fuera aprobada.  

Brasil también alcanzó un acuerdo para la obtención de la potencial vacuna. La semana pasada, el presidente Jair Bolsonaro dispuso una medida provisional para destinar 2.000 millones de reales (unos 375 millones de dólares) para la producción de 100 millones de dosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *