Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Archidona exige compensaciones justas por el agua que se extrae de la Laguna la Mica

Quito, 21 dic (La Calle).- Este martes, en los exteriores de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento de Quito (EPMAPS) se congregaron el alcalde de Archidona, líderes y miembros de las comunidades indígenas de la ciudad.

El objetivo de su presencia en la capital fue dialogar con los representantes y el gerente general de la EPMAPS, Othón Zevallos, para exigir una compensación por la extracción de recursos hídricos de la Laguna de la Mica. Específicamente, piden de 0.03 a 0.05 ctvs. de dólar por cada metro cúbico de agua extraídos.

Esta compensación, según Andrés Bonilla, alcalde de Archidona, permitiría la planificación de obra pública para proyectos de agua potable, alcantarillado, vías y puentes para las comunidades indígenas y áreas rurales.

Bonilla mencionó: “Archidona no se quedará callado (…) Cerca de 32 años no se ha compensado a la Amazonía. Es justo que se haga una compensación. No puede ser que de donde se saca el agua, haya comunidades que no viven en las condiciones que viven en las capitales; no hay alcantarillado, ni vías ni agua potable”.

Con el exalcalde, Jorge Yunda, habían llegado a un acuerdo que, según comentó el alcalde Bonilla, manifestaba: 1) una compensación de una obra presentada anualmente y 2) una revisión del Código Orgánico de Finanzas. Sin embargo, no ha existido un acercamiento con el nuevo alcalde de Quito, Santiago Guarderas.

Bonilla aseguró que enviaría una carta a Guarderas y le invitaría a visitar Archidona y la Laguna de Mica.

Las comunidades de Archidona se pronuncian

Por otro lado, Sandra Likuy, representante de la comunidad San José, manifestó que en Archidona no hay obras ni apoyo. “Hoy hemos venido a dialogar para pedir la compensación que permitirá la concreción de obras para el cantón y las comunidades”, señaló.

Asimismo, Ángel Avilés, presidente de la organización Uckar, hizo énfasis en que hay daños en las comunidades. “Se está secando el agua (…) y las comunidades no tienen agua potable ni alcantarillado. Nosotros no tenemos la recompensa que merecemos. Al menos que nos atiendan con este proyecto para nuestra gente”, dijo.

De igual manera, Pedro Tanguila, perteneciente a la comunidad Sardinas de Jondachi y líder Jumandi, comentó que antes los ríos y aguas de la Amazonía tenían mucho cause, pero recientemente han visto que están secándose. Por este motivo, insistió en que era justo este diálogo.

Por su parte, Jessica Chimbo, representante joven de la parroquia San Pablo, coincidió con los otros representantes y dijo: “necesitamos que el gerente nos escuche y nos dé una respuesta positiva. Necesitamos acceso a vías, agua potable y alcantarillado”.  

Oídos sordos a las demandas

Othón Zevallos fue el gran ausente de la jornada y, tras el vehemente pedido de los representantes de las diversas comunidades, Bonilla comentó: “Han pasado tres meses pidiendo la documentación, emitiendo las cartas de respaldo y apoyo, para poder ser atendidos y hasta el día de hoy no ha existido la capacidad de que el gerente de la EPMAPS nos reciba. Hemos pedido durante tres meses una cita, hoy había una a las 10:00, y nos suspenden”.

La asesora del Gerente General, Laura altamirano, indicó: “Lamentablemente, el señor gerente se excusó, porque él está en una sesión de Consejo en la Alcaldía, exponiendo un importante proyecto para la ciudad de Quito. Yo estoy dispuesta a atenderles para recoger inquietudes, poder llegar a acuerdos, y empezar a hacer mesas de diálogo. (…) La gerencia y la empresa tienen otros proyectos con la Amazonía. Hemos estado siempre abiertos para cualquier dialogo (…) Queremos mantener esta reunión, porque esto además de ser político, es técnico y jurídico. No podemos ofrecer algo que no podemos hacer”.

“No nos vamos a mover de aquí hasta que se haga la atención como debe ser y que la compensación sea justa”- dijo Bonilla, en los exteriores de la institución.

Publicidad