Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Aparece un tercer caso de abuso sexual en el colegio SEK

Quito, 7 mar (La Calle).- Un tercer caso de violación en el colegio SEK de Guayaquil alertó la abogada Soledad Angus. Se trata de una pequeña de cinco años quien habría sido violentada en las instalaciones del plantel.

Angus explicó que el caso que lleva ocurrió en diciembre del año pasado y desde entonces no han dado con los responsables. Además, mencionó que la menor no continuó con sus estudios desde esa fecha debido a las trabas en el sistema judicial y de parte de las autoridades de la institución.

Comentó que a la víctima no le realizaron la intervención psicológica adecuada. También cuestionó que las instituciones consideren que ya “cumplieron el protocolo” con llenar formularios, pero no se encargan de las necesidades emocionales y educativas de las víctimas o su familia. De la misma manera, aludió que las instituciones están más preocupadas por “mantener y controlar el impacto mediático“.

No es la primera víctima

El pasado 5 de marzo, se difundió el caso de otra joven que habría sido violada por tres compañeros de clase en un paseo de fin de año en Punta Cana. Los abogados de la víctima indicaron que el hecho ocurrió en noviembre de 2023, pero por negligencia de la Fiscalía General del Estado (FGE), dos implicados ya están fuera del país.

Según sus declaraciones, los victimarios contaminaron la bebida de la joven provocando que ella se desmaye para trasladarla hacia su habitación. Los magistrados solicitaron la asistencia judicial de República Dominicana, lugar donde inició la pesadilla, para una cooperación internacional.

Allí no termina el escenario, pues el 6 de marzo otra víctima levantó su voz y denunció otro caso de abuso en el mismo colegio. Los padres de la joven pidieron al abogado Fernando Rosero que también los represente. La menor no hizo público el acto por vergüenza y para no revictimizarla, detalla El Universo. Este caso ocurrió el mismo día del paseo de fin de año y posterior a la agresión de la primera víctima. Uno de los implicados en el caso difundido fue identificado como el presunto agresor en este acto.

¿Qué pasa con las instituciones del Estado?

Angus cuestionó que no existe una hoja de ruta o planificación clara de los protocolos en caso de abusos sexual. Enfatizó que el Ministerio de Educación debería levantar las alertas sobre violencia sexual registradas en la entidad. Además, relató que debería existir un trabajo en conjunto con los ministerios de la Mujer, Salud y la Fiscalía.

“Los protocolos en estos casos son el resultado de una lucha de años. Sin embargo, mencionó que las instituciones los utilizan como un escudo burocrático”, refutó en Radio Pichincha.

De la misma manera, señaló que el Ministerio de Relaciones Exteriores también debería participar en este caso, tras la presunta fuga de dos implicados. Resaltó que Cancillería debería solicitar una vinculación interinstitucional y mecanismos de cooperación.

Detalló que muchos casos quedan impune debido a la falta de recursos del sistema judicial y de la víctima, omisión de los abogados, falta de cooperación de los planteles involucrados y la poca sensibilización.

“El recorte de presupuesto y falta de personal cobra factura en estos momentos, cuando las víctimas deberían ser prioridad”, manifestó.

“Libre de responsabilidades”

El colegio emitió un comunicado en el que asegura que la institución “no tuvo participación alguna en la elaboración o realización del viaje”. Sin embargo, brindó su “solidaridad” con las personas afectadas. Argumentó que, pese a que los hechos ocurrieron en las instalaciones separadas al colegio, “tomaron acciones y activaron el protocolo respectivo”.

Publicidad