RADIO EN VIVO

Radio en Vivo

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Andrés Michelena defiende su reputación política

Quito, 01 dic. (La Calle).-  Andrés Michelena, Ministro de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, emprende una fuerte cruzada por salvar su imagen política. Tras escándalos de corrupción sobre su gestión en el Ejecutivo, Michelena intenta de todo para sostener su inocencia. “Es una calumnia, es mentir, es difamar” comentó esta mañana el ministro sobre las acusaciones en su contra.

En entrevista con el Noticiero Ecuador Radio, el funcionario defendió su gestión como miembro del gabinete gubernamental. Según el funcionario, los escándalos en su contra por presuntos actos de corrupción son un intento por confundir a la población. “No soy de dueño de ninguna empresa de publicidad”, mencionó el ministro.

Michelena criticó a la prensa que hizo eco de los escándalos en su contra. El ministro festejó sus reformas a la Ley de Comunicación (una razón que cree, es motivo de agradecimiento) y la eliminación de las sabatinas. “Me honro de haber recuperado la libertad de expresión”, celebró. Por tanto, considera un duro golpe que ahora ciertos medios se pongan en su contra.

El escándalo

Según documentos del Ministerio de Trabajo, difundidos por un medio de comunicación digital, el Ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, habría ejercido cargos públicos y, a la vez, la gerencia de Véritas DDB, una empresa privada de publicidad.

El escándalo contra Michelena se sostiene al evidenciar que Véritas DDB se benefició con contratos estatales, presuntamente mientras el actual ministro ocupaba cargos públicos.

La cruzada por limpiar su imagen

Al verse ahogado en escándalos de corrupción, Michelena respondió con fuerza. En Twitter, el Ministro denunció supuestos ataques mediáticos en su contra. “La Posta me la tiene jurada porque se les acabó la pauta”, comentó el funcionario, adjuntado contratos publicitarios entre el medio digital La Posta y el Gobierno Nacional.

Poco después de su precipitada reacción, Michelena expresó su disposición a rendir una versión libre y voluntaria de los hechos, ante la Fiscalía General del Estado. Ahora, el funcionario aprovecha cada espacio para defender su imagen y desmentir las acusaciones en su contra.

Según Michelena, él ocupó la gerencia de Véritas DDB entre 2014-2017, es decir, después de su gestión pública en la Vicepresidencia y antes de su actual cargo ejecutivo. “Han tratado de confundir las fechas”, sostuvo esta mañana el ministro.

Adicionalmente, Michelena desestimó las pruebas en su contra. El ministro invitó los interesados a revisar la documentación del IESS y el acta de finiquito entre él y su empresa privada.  “La fuente no es cualquier papel del Ministerio del Trabajo», comentó. (JEB).