Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Alimentos ultraprocesados muestran impacto perjudicial en tiempo récord

Quito, 9 jun (La Calle).- Aimee, de 24 años, siguió una dieta de alimentos ultraprocesados, mientras que su hermana gemela, Nancy, siguió una dieta de alimentos frescos o poco procesados, con la misma cantidad de calorías y nutrientes. Después de las dos semanas, Aimee mostró niveles más altos de azúcar en sangre y aumento de grasa, ganando casi un kilogramo de peso, mientras que Nancy perdió la misma cantidad de peso.

Este estudio a corto plazo realizado con gemelas revela el posible impacto negativo de los alimentos ultraprocesados en nuestra salud. El profesor Tim Spector del King’s College de Londres supervisó el experimento y ha habido cada vez más pruebas en la última década que demuestran los efectos perjudiciales de los alimentos ultraprocesados en la salud, incluyendo cáncer, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y demencia.

Alimentos ultraprocesados

El término “alimentos ultraprocesados” surgió hace solo 15 años y representan aproximadamente la mitad de nuestra ingesta en lugares como el Reino Unido. Estos alimentos son elaborados industrialmente con altos niveles de procesamiento, utilizando ingredientes como conservantes, edulcorantes artificiales y emulgentes que rara vez se utilizan en la cocina casera. Según la profesora Marion Nestle de la Universidad de Nueva York, los alimentos ultraprocesados son altamente rentables para las empresas alimentarias.

El mes pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una recomendación para evitar el consumo prolongado de edulcorantes artificiales debido a posibles riesgos para la salud. Es difícil demostrar que ciertos ingredientes causan enfermedades debido a la influencia de diversos factores en nuestro estilo de vida, como la falta de ejercicio, el tabaquismo o las dietas altas en azúcar.

Consecuencias graves

A medida que aumenta el consumo de alimentos ultraprocesados, también aumentan las tasas de diabetes y cáncer, lo que indica una posible relación causal. Nuevas pruebas científicas muestran la conexión entre estas sustancias químicas y enfermedades como el cáncer, la diabetes y los accidentes cerebrovasculares. Un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública del Imperial College con 200.000 adultos del Reino Unido publicado en la revista médica The Lancet en enero respalda esta relación, señalando un mayor riesgo de desarrollar cáncer en general, así como cáncer de ovario y cerebral, asociado con un mayor consumo de alimentos ultraprocesados.

Las primeras investigaciones sobre la relación entre la mortalidad y el consumo de alimentos ultraprocesados se llevaron a cabo en la Universidad Sorbona París Norte, en Francia. Este estudio en curso analizó los hábitos alimentarios de 174,000 personas y utilizó registros dietéticos de 24 horas en los que los participantes detallaron todos los alimentos y bebidas consumidos. La Dra. Mathilde Touvier, directora de la investigación, explicó este enfoque de recopilación de datos.

¿Cuáles son los alimentos ultraprocesados?

Los alimentos ultraprocesados más comunes incluyen pan y cereales azucarados envasados, sopas instantáneas y platos precocinados listos para calentar en el microondas, yogures con sabor a fruta, carne reconstituida como el jamón y las salchichas, helados, patatas fritas y galletas, así como gaseosas y algunas bebidas alcohólicas como whisky, ginebra y ron. Estos alimentos son altamente procesados y contienen aditivos, azúcares añadidos y grasas saturadas, lo que los hace poco saludables y se asocian con problemas de salud a largo plazo.

Fuente: BBC

Publicidad