Publicidad spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Alerta de escasez de insulina en Ecuador

Quito, 16 may (La Calle).- La Sociedad de Endocrinología, Diabetes, Metabolismo y Nutrición alertó al presidente Daniel Noboa sobre la escasez de insulina en el país. La situación pondría en grave riesgo la salud de los pacientes con diabetes.

”El Estado debe reconocer la importancia de este medicamento y tomar medidas urgentes para garantizar su suministro en boticas y farmacias”, dijo la organización en un comunicado oficial.

Agregó que las autoridades deben tomar una acción inmediata para evitar el desabastecimiento de esta hormona y evitar las fatales consecuencias que tendrían los pacientes con diabetes.

Las denuncias de los pacientes con diabetes es constante y el principal desabastecimiento corresponde a la insulina Novolin N, el medicamento más utilizado por los pacientes con diabetes.

Hasta marzo del 2023, durante la administración del expresidente Guillermo Lasso, el Ministerio de Salud recibió desde Polonia más de 70 mil viales de insulina, entre dosis rápidas e intermedias. La dosis beneficiaría a más de 50 mil pacientes diabéticos en cuatro meses y la cartera de Estado tenía planificado la adquisición de alrededor de 800 mil dosis más.

La entidad no ha informado sobre las nuevas gestiones para la dotación de este medicamento y a inicios de este mes de mayo aseguró que los hospitales cuentan con la suficiente cantidad de insulina para satisfacer la demanda, según reportó Primicias.

Los casos empeoran

Pese a que los apagones cesarán hasta el 26 de mayo, la situación energética es inestable y el regreso de los cortes de luz pone en alerta a los pacientes diabéticos.

Durante los racionamientos de energía, Catalina Ayala, paciente diabética, tuvo que mantener refrigerada la insulina en un cooler con hielos cubiertos de algodón para la preservación de la medicación. Su hijo, Diego Ponce, señaló que la insulina debe mantenerse en una temperatura entre 2 y 8 grados centígrados, pues no sirve si es expuesta al calor.

Asimismo mencionó que si esta medicación no está en el rango de temperatura adecuada pierde su eficacia, resaltó que no es tóxico pero es como ”inyectarse agua” y pondría en peligro la vida del paciente diabético porque se dispararía la glucosa en la sangre, lo cual podría desencadenar en un coma diabético.

El costo de la insulina

Su madre debe inyectarse de 15 a 20 líneas de insulina rápida antes o después de cada comida para evitar que se suban los niveles de glucosa. Por otro lado, en la noche se le administra la insulina lenta para no amanecer con la glucosa elevada.

Este medicamento es proporcionado por el IESS, sin embargo, cuando no existe el abastecimiento necesario, los pacientes deben comprarlo de su bolsillo. Los precios varían de acuerdo al uso, es decir, de USD 15 a USD 20 la más barata, pero la insulina lenta cuesta entre USD 40 y USD 60. La duración de la insulina es de una a dos semanas de acuerdo al paciente.

Según el portal Pasadena Health Center (PHC), no cumplir con el tratamiento de insulina puede causar cetoacidosis diabética, la cual ocurre cuando el cuerpo no produce su propia insulina o la suficiente. Los niveles de azúcar en sangre llegan a ser tan elevados que la sangre se vuelve ácida, las células se deshidratan, y el cuerpo deja de funcionar. (AGM).

Publicidad